Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 9 de diciembre de 2011

General de Brigada de la Guardia Civil y jefe del Estado Mayor, Antonio Barragán: “Lo que no está en SIGO no existe”

Entrevista al General de brigada de la Guardia Civil y jefe del Estado Mayor Antonio Barragán, en un momento de transformación para este cuerpo policial. La Guardia Civil ha seguido una evolución exponencial en los últimos años, en línea con la mayor complejidad del entorno en el que desarrolla su actividad.

 

El reto de alcanzar una perfecta coordinación con la máxima eficacia y eficiencia es posible gracias a la utilización de sistemas de información con soluciones avanzadas que deben integrarse perfectamente en el modelo operativo de la Guardia Civil con el fin de ofrecer la más exhaustiva información.

El proyecto SIGO ha supuesto un cambio profundo del modelo operativo que refuerza las capacidades de la Guardia Civil y la posiciona como referente en la lucha contra el crimen.

Los beneficios del proyecto se han dejado notar en la prevención de delitos, la disminución de tareas burocráticas, la mayor fiabilidad del dato único, la homogeneización de procesos, la mayor seguridad de la información y el mejor acceso a ella durante el desarrollo de la operativa.

Con más de siglo y medio de existencia, la Guardia Civil cuenta hoy con 85.000 efectivos, que despliegan su actividad por todo el Estado español con el objetivo de «proteger el libre ejercicio de los derechos y las libertades y garantizar la seguridad ciudadana». En coordinación con el resto de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como de otros países y organizaciones de carácter internacional, actúa en un entorno cada vez más globalizado, lo que hace también más compleja la lucha contra el crimen.

El proyecto SIGO, basado en las tecnologías y las comunicaciones más avanzadas, viene a reforzar las capacidades del Cuerpo y ha supuesto un cambio profundo del modelo operativo que posiciona a la Guardia Civil como referente en la lucha contra el crimen.

Los beneficios de una mayor integración

Concebido para dar soporte a la operativa diaria de la Guardia Civil, permitiéndole acceder a la información allí donde se necesite, el proyecto SIGO es uno de los más complejos desarrollados tecnológicamente en los últimos años. Su implantación ha supuesto, además, la revisión y la transformación de los procesos operativos y ha facilitado una mayor homogeneización y una mayor extensión de formas de trabajo comunes.

Desarrollada por un equipo mixto de la Guardia Civil y Accenture, la solución tiene una estructura modular para gestionar diversos aspectos de la actividad operativa (novedades, hechos, servicios, denuncias, etc.).

La implantación del proyecto ha requerido un profundo proceso de cambio, muy duro, largo, complejo, laborioso e inacabado, en el que han convivido muy diversas percepciones de los mandos intermedios y los usuarios finales con respecto a la utilidad, la usabilidad y el sentido de propiedad del nuevo sistema. Hay que tener en cuenta que la Guardia Civil cuenta con cerca de 85.000 agentes, repartidos en más de 2.000 unidades territoriales, para hacerse una idea de la magnitud del proyecto.

Sin embargo, hay beneficios claros, con una incidencia notable en la prevención del delito y en la investigación, la disminución de las tareas burocráticas, la mayor fiabilidad del dato único con respecto a la situación anterior, la homogeneización de los procedimientos, la mayor seguridad de la información y el mejor acceso a ella en el desarrollo de las funciones operativas.

¿Cómo es el entorno en el que hoy desarrolla su actividad la Guardia Civil?

Nuestro entorno de actuación ha evolucionado enormemente en los últimos años, con unas organizaciones delictivas cada vez más globalizadas y un uso cada vez más sofisticado e intensivo de las tecnologías por su parte. Para luchar contra el crimen organizado es fundamental contar con la interconexión de las distintas organizaciones policiales que actuamos tanto en España como en Europa y a escala mundial. Tenemos que tener en cuenta que la Guardia Civil no solo actúa en el ámbito de la OTAN y la Unión Europea, sino que también necesitamos coordinarnos con las policías autonómicas y las Administraciones locales.

¿Qué capacidades debe reunir el modelo operativo para hacer frente a esta situación?

Para actuar en este entorno hoy hace falta una formación muy elevada, con una preparación de carácter más amplia y general y otra formación más especializada, para atender a ámbitos más específicos de actuación.

Nuestra organización tiene unidades polivalentes y generalistas distribuidas por toda España y otras de carácter más especializado que requieren datos muy concretos.

El entorno precisa, además, una perfecta coordinación, que hoy no sería posible sin la utilización de los sistemas de información, con soluciones avanzadas que deben integrarse perfectamente en nuestro modelo operativo para ofrecernos la más exhaustiva información. Todo esto se debe basar en sistemas abiertos, interoperables y capaces de adaptarse a un entorno cambiante.

¿Cuál ha sido la influencia del proyecto SIGO en el desarrollo del nuevo modelo operativo del Cuerpo?

El objetivo del proyecto ha sido reconducir las demandas de intercambio de información hacia un sistema único, basado en una arquitectura web centralizada que permite el acceso mediante una tarjeta electrónica desde cualquiera de las más de tres mil unidades operativas de toda España y que incorpora también elementos de movilidad, como, por ejemplo, ordenadores portátiles.

« El entorno precisa una perfecta coordinación, que hoy no sería posible sin la utilización de los sistemas de información, con soluciones avanzadas que deben integrarse perfectamente en nuestro modelo operativo para ofrecernos la más exhaustiva información».

Ofrece una respuesta eficaz a las necesidades de las unidades operativas, al tiempo que es una solución de futuro también en los ámbitos administrativo, formativo, tecnológico y organizativo. El proyecto, para nosotros, constituye una firme apuesta por el modelo operativo de futuro definido para la Guardia Civil del siglo XXI.

¿Cómo se integra en la operativa diaria?

Su objetivo central es precisamente dar soporte a la operativa diaria, permitiendo el acceso a la información allí donde sea necesaria.

Esta disponibilidad inmediata y ubicua de la información es clave en nuestra función de garantizar la seguridad ciudadana en los cometidos que tenemos, entre los que se encuentran la prevención y la represión de la delincuencia, la persecución de las infracciones administrativas, la lucha contra la inmigración ilegal, la protección de autoridades y los auxilios y rescates, entre otros.

El sistema es clave para dar respuesta a las consultas que llevan a cabo los agentes y extraer toda la información disponible a través de las diversas relaciones existentes sobre un asunto de interés policial.

La información que se maneja puede hallarse en diversos formatos, ya sean documentos escritos, fotos, audio o vídeo. La solución incorpora elementos básicos de usabilidad, como la autenticación personal con acceso seguro, una sola entrada de datos operativos compartidos por toda la organización y la multiplicación de la capacidad de análisis y explotación estadística de la información. Además ofrece diferentes modalidades de consulta, asistentes que simplifican la búsqueda y guían al usuario y nuevos servicios a disposición de los ciudadanos.

¿Qué beneficios ha aportado a la actuación del Cuerpo?

Las ventajas de esta capacidad de acceso a la información necesaria en tiempo real son numerosas y van desde su influencia en el día a día del agente hasta la mejora del papel de la Guardia Civil como actor estratégico fundamental y privilegiado en el modelo español de seguridad pública.

Ha influido de forma clara en una mejora evidente de la seguridad del agente y en una mayor eficiencia en la investigación de hechos delictivos.

La información que gestionamos posee un mayor valor estratégico, y el Cuerpo cuenta hoy con una mayor capacidad de interlocución ante foros y organismos nacionales e internacionales. Gozamos de un mejor conocimiento de nuestra propia actividad gracias a los numerosos y diversos indicadores que SIGO proporciona sobre el servicio que prestamos y los hechos en los que intervenimos.

Otros factores clave que el sistema SIGO ha hecho posible conseguir son la mayor homogeneidad en la aplicación de procedimientos y el crecimiento del sentimiento de pertenencia a un mismo cuerpo por parte de los agentes, hasta un grado de identidad que se puede resumir con la idea de que «Somos guardias civiles porque utilizamos SIGO y, puesto que utilizamos SIGO, somos guardias civiles».

¿Qué mejoras se han producido en el servicio de atención al ciudadano?

Esta mayor eficacia operativa tiene claramente una incidencia indirecta en el servicio al ciudadano. El proceso de recogida de denuncias en los acuartelamientos es más laborioso que en el pasado por la cantidad de información que hay que grabar y los pasos que hay que seguir, pero, a cambio de esa mayor laboriosidad y meticulosidad en la recogida de denuncias, que obliga al ciudadano a permanecer más tiempo en las dependencias policiales si sufre un delito, a la larga sale beneficiado, porque se incrementan las posibilidades de detención de los autores del hecho y de recuperación de los objetos sustraídos.

« El sistema SIGO ha hecho posible conseguir una mayor homogeneidad en la aplicación de procedimientos y el crecimiento del sentimiento de pertenencia a un mismo cuerpo por parte de los agentes, hasta un grado de identidad que se puede resumir con la idea de que “Somos guardias civiles porque utilizamos SIGO y, puesto que utilizamos SIGO, somos guardias civiles”».

Hay que tener en cuenta que el 80 % de la actividad que hoy desarrolla la Guardia Civil se encuentra en SIGO.

Al sistema se conectan cada día 25.000 agentes, y cada mes gestiona más de dos millones de grabaciones.

Se puede decir que lo que no está en SIGO para la Guardia Civil no existe, lo que supone un claro avance en el modelo operativo.

¿Cuál ha sido la evolución del proyecto a lo largo del complejo proceso de implantación?

El proceso de adaptación para alcanzar esta simbiosis entre el sistema y los agentes ha requerido un importante esfuerzo interno, con equipos de personas que han dedicado todo su empeño a dicho proceso y una inversión en formación que solo el primer año requirió más de 500.000 horas.

El proyecto, además, está concebido como un ente vivo, ya que nuestra actividad hace preciso incorporar de forma continua los cambios normativos que se producen, las demandas de otras instituciones, los cambios en el entorno tecnológico y las necesidades de integración con otros sistemas.

¿De qué forma ha mejorado la coordinación con otros cuerpos policiales?

De forma determinante. El avance hacia el concepto de dato único y de repositorio centralizado de la información facilita enormemente la generación de una respuesta única ante demandas ajenas. Aumenta notablemente, también, el control de la información que proporcionamos o intercambiamos, a la vez que hace más fácil realizar ese intercambio de forma telemática o accediendo a otros sistemas.

¿Cuál es la evolución prevista del proyecto?

Nuestro esfuerzo se dirige a mejorar cada vez más nuestras capacidades de análisis y explotación de la información.

En todo el proyecto hemos contado con un total apoyo y la mayor implicación al máximo nivel para sacarlo adelante. En una organización como la nuestra, este proyecto ha supuesto un proceso de cambio estratégico, moviendo el paso de las más de 85.000 personas que hoy integramos el Cuerpo. Así, hemos pasado a actuar de una forma más homogénea e integrada, si bien será necesario llevar a cabo un proceso de depuración, de mantenimiento correctivo, para mejorar funcionalidades que en su momento fueron implementadas en la primera versión del sistema con algunas carencias.

Es evidente que la evolución del entorno sociopolítico, cada vez más complejo, obliga a la puesta a punto de unos cuerpos policiales cada vez más preparados, con una apuesta decidida por las tecnologías de la información que incremente la eficacia y permita ofrecer la respuesta adecuada en el ámbito de la seguridad ciudadana. Hoy SIGO supone para la Guardia Civil este salto cualitativo y nos posiciona y nos motiva en este reto común de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

 

Fuente: Belt Ibérica

Suplemento Temático: Nuevas Tecnologías aplicadas a la Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 3419 personas.