Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 16 de diciembre de 2011

Policías sustituirán a guardas jurados en la vigilancia de sedes municipales

Gallardón ahorrará 8,3 millones en seguridad privada con tan solo 50 agentes

 

"La inseguridad es el principal problema de los madrileños", afirmaba el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en 2003. Acababa de estrenar el cargo, y en la capital se registraban una media de un asesinato cada tres días y un centenar de robos al día. Por las noches, tan solo 75 patrullas de la Policía Municipal estaban encargadas de vigilar los 21 distritos de la ciudad. La respuesta del regidor fue crear un cuerpo de agentes de movilidad para liberar a los policías de la gestión del tráfico y, por primera vez, subcontratar a empresas privadas la vigilancia de edificios municipales.

Los 11 millones gastados aquel año en seguridad privada se han convertido en 24 millones en 2011, una carga que, pese a los últimos recortes (un 15% en 2010, según estimaciones municipales), resulta excesiva para las maltrechas arcas del Ayuntamiento.

Gallardón desanda ahora, obligado por las circunstancias económicas, el camino que emprendió hace ocho años, sustituyendo parte de ese servicio privado por policías municipales.

La vigilancia de las sedes de las juntas de distrito, los organismos autónomos y las áreas de Gobierno durante el horario diurno en las jornadas laborables dejará de encomendarse a empresas de seguridad a medida que vayan extinguiéndose o modificándose los contratos ahora en vigor. El Ayuntamiento pretende ahorrar así 8,3 millones de euros, dejando la factura final en 16 millones. La sustitución comenzará el 1 de enero y se prevé que esté completada durante el primer semestre.

El director general de Seguridad del Ayuntamiento, Pablo Escudero, explicó ayer que las medidas adoptadas en 2003 permitieron reforzar las patrullas policiales nocturnas. Eso elevó el porcentaje de ciudadanos que se sienten muy seguros o bastante seguros tras la caída de la tarde desde el 31% que registraban las encuestas en 2006 hasta el 63% de 2009.

En la actualidad, hay 200 patrullas nocturnas municipales, a las que se suman otras 40 de la Policía Nacional. Escudero se comprometió ayer en la comisión de Seguridad a que ni las nocturnas ni las diurnas se vean afectadas por el cambio de sistema. Según explicó, los agentes que cubrirán el trabajo que hasta ahora realizaban vigilantes privados no saldrán de las patrullas.

Fuentes municipales cifran en medio centenar los policías que harán falta para cubrir el trabajo de los contratos que se extingan o modifiquen. Consideran que será posible sustituir la labor privada -con un ahorro, recordemos, de más de ocho millones de euros- con tan pocos agentes porque ya hay vigilancia policial en la mayoría de los edificios de los que se van a retirar los guardias. Se confía en mejorar la eficiencia del actual servicio de la Policía Municipal en esas ubicaciones; además se instalarán dispositivos electrónicos (cámaras, sensores).

Esta medida formaba parte del programa para las elecciones del pasado mes de mayo del entonces candidato y ahora portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, que pretendía sustituir a los vigilantes privados por los agentes de más edad de la Policía Municipal, y ahorrar así 20 millones de euros.

Gallardón se comprometió durante la campaña a "asegurar la presencia policial en las calles, en particular durante la noche de los fines de semana", y a "atender demandas urgentes acudiendo al lugar de los hechos en un plazo máximo de ocho minutos desde la recepción" del aviso.

La Policía Municipal cuenta en la actualidad con unos 7.000 agentes. Solo en vigilar cuatro edificios vacíos, cuatro grandes proyectos aparcados por la crisis (el complejo Legazpi, el estadio Vallehermoso, el Faro de Moncloa y el palacio de la duquesa de Sueca), el Ayuntamiento paga 1,8 millones a la empresa Prosegur.

Seguridad policial

 

- El alcalde se comprometió en la campaña electoral de mayo a reducir en un 10% la delincuencia en las calles de la ciudad, y a mejorar otro tanto la percepción de seguridad de los ciudadanos.

- En 2010 bajaron un 2,3% las infracciones penales en la Comunidad de Madrid, y en especial los delitos contra personas (lesiones, etc.), que cayeron un 31,3%, y los homicidios (19,7% menos).

- La delegada del Gobierno, Dolores Carrión, lo atribuyó al incremento de presencia policial en la región, donde trabajan 20.000 policías nacionales y guardias civiles, a los que se suman en la capital 7.000 municipales.

Fuente: El País
14/12/11

Suplemento Temático: Crisis Económica y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1245 personas.