Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Sábado, 7 de julio de 2012

Protagonismo de Belt Ibérica, S.A. en el XXVI Congreso Internacional de Economía Aplicada que se celebra en la Universidad Camilo José Cela

El Foro para la Paz en el Mediterráneo del que es miembro fundador Belt Ibérica, S.A., presentó el día 5 de julio las Actas de las V Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación que se celebraron en Málaga los días 16 al 18 de noviembre del pasado 2011, con el título: “La Repercusión de la crisis económica mundial en el Mediterráneo”

 

 

 

El libro fue presentado por el director del Foro para la Paz en el Mediterráneo, Rafael Vidal, dentro del XXVI Congreso Internacional de Economía Aplicada, celebrado entre los días 4 al 7 de julio en la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

 

 

 

 

A la presentación sucedió un intenso debate sobre los contenidos recogidos y las futuras expectativas del Foro.

 

Rafael Vidal tuvo oportunidad de hablar con el profesor Juan Velarde Fuertes, el cual se mostró muy interesado por las iniciativas del Foro. El director aprovechó para invitarlo a su participación en algunas de las actividades del Foro, a lo que el ilustre profesor aceptó gustoso.

 

El profesor Velarde dictó en la sesión Klein del Congreso una lección magistral sobre “Una perspectiva nueva de la Economía Española”.

 

A continuación se transcriben las palabras con las que Rafael Vidal efectuó la presentación del libro:

 

En primer lugar y antes de referirme a la presentación del libro sobre las  V Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, creo que es obligado exponer muy sucintamente lo que es el Foro para la Paz en el Mediterráneo y las entidades que lo han fundado.

El Foro es una iniciativa de la llamada “sociedad civil” para propiciar el diálogo, la distensión y la amistad entre todos los pueblo ribereños de nuestro mar Mediterráneo. En el documento de primeras intenciones se exponía que la finalidad que debe presidir todas las actuaciones es lograr un alto grado de entendimiento y conocimiento en todos los niveles del comportamiento humano: cultural, deportivo, económico, financiero, educativo, moral, político, turístico, etc., de tal manera que los pueblos mediterráneos se sientan solidarios con lo que los unen, tras miles de años de convivencia, minimizando lo que los separa y evitando de esta forma cualquier tipo de conflicto.

El día 19 de octubre de 2011 el Ayuntamiento, la Universidad y Cámara de Comercio, de Málaga, el Real Club Mediterráneo, la Asociación Española de Capitanes de Yate para la Reserva Civil, Unicaja y Belt Ibérica, S.A. firmaron un Acuerdo Marco de Colaboración que daba solidez jurídica a la estructura social que se había ido creando a lo largo de los años.

Tras esta breve exposición pasemos a la cuestión que nos trae a este acto: la presentación de las Actas de las V jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, una de las actividades que realiza el Foro anualmente.

Desde el año 2006, que se organizaron por primera vez, no han dejado de acudir puntual a su cita con la sociedad, planteando como tema central uno de los retos a los que se enfrentaba la “sociedad civil” en el año en curso.

Bajo la título de “LA REPERCUSIÓN DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL EN EL MEDITERRÁNEO”, los días 16, 17 y 18 de noviembre de 2011 se dedicaron a “La situación actual en el Mediterráneo, las nuevas amenazas y su preparación contra ellas”; “El entorno económico y financiero como pilar fundamental para la paz en el Mediterráneo; y “Las relaciones UE/Mediterráneo: La revisión del diálogo político y las nuevas vecindades”.

En un Congreso Internacional de Economía Aplicada interesa, por pura lógica, la parte de cooperación económica, pero no me resisto a puntualizar algo sobre los otros dos temas.

Con respecto al primero, el de las nuevas amenazas, se dedujo y así expusieron los prestigiosos ponentes que la “guerra como tal ha muerto”, apareciendo amenazas que combaten en otros ambientes y que pueden llegar a ser tan resolutivas como aquella, tomando como muestra la situación en los países árabes y más concretamente los del norte de África.

En lo que se refiere al tercero y también comparándolo con la situación en el norte de África, se confirmó el protagonismo de la “sociedad civil” en la propia evolución de los destinos político de un país, y en relación con la Unión Europea, la cada vez más omnipresente política exterior y diplomacia de la Unión, muestra inequívoca del abocamiento de los estados miembros a una mayor unidad política, tal como se ha demostrado en la reciente Cumbre, cuyas decisiones aun resuenan.

Dedicando el resto de mi intervención al pilar económico y de cooperación de las Jornadas y por ende de sus actas, habría que contestar a quien pudiera tener dudas en la relación economía y seguridad, que la integración económica europea ha sido clave para la paz, progreso y bienestar del viejo continente.

Tres temas particularmente graves surgen de las distintas ponencias en lo concerniente al área mediterránea:

1.   Las desigualdades y contrastes entre las orillas Norte y Sur.

2.   El subdesarrollo del Sur.

3.   El impacto de la gran contracción económica sobre las dos orillas y sobre sus relaciones recíprocas.

Las desigualdades son fuentes de vulnerabilidades: la brecha económica entre el rico norte y el sur; las diferencias educativas y por supuesto el diferencial poblacional, de tal forma que en el año 2025, los dos tercios de la población mediterráneo procederá del sur.

Factor de desigualdad es el hecho religioso, motivado por las diferencias irreconciliables entre los seguidores de Cristo y Mahoma.

Formando parte de las desigualdades y contrastes, en las actas se singulariza el subdesarrollo de los países árabes mediterráneos, motivado por el elevado peso del sector primario; la baja productividad agrícola debido a la escasez de agua; a la falta de una infraestructura de comunicaciones entre los diferentes países del Sur; y por último su fuerte dependencia económica del exterior.

El tercer elemento debatido resulta de la contracción económica y los ponentes deducen que la llamada “Primavera árabe” no fue un fenómeno circunstancias y aislado, sino que nació del malestar social agravado por un cúmulo de parámetros económicos, como: elevación del coste de la vida; el desempleo; la caída de ingresos, etc., todo ello muy relacionado con los problemas económicos europeos que provocaron una disminución de las exportaciones del Sur, exportaciones en donde se engloban, emigrantes, productos agrícolas, pesqueros y primarios y por supuesto los recursos energéticos.

Una parte importante del pilar económica de las Jornadas tuvo como protagonista al Banco Europeo de Inversiones, cuya vicepresidenta, doña Magdalena Álvarez, expuso de forma magistral y así queda recogido en las actas las grandes posibilidades de este brazo financiero de la Unión como “herramienta esencial para contribuir a crear un entorno económico y financiero que favorezca un crecimiento basado en la creación de empleo y en el respeto a los recursos, como pieza clave para lograr la estabilidad y la paz en la región”, según palabras textuales de la propia ponente.

Los nuevos horizontes económicos y financieros que tras la reciente cumbre de Bruselas se han abierto, podrán dar mayor juego al Banco Europeo de Inversiones, el cual podría constituirse en una pieza clave en las relaciones interestatales.

Tras la lectura de las actas queda como mensaje la necesidad de que la Unión Europea pueda actuar como un verdadero actor en la sociedad internacional, demostrándose sus dificultades en la gestión de la crisis en los países árabe-mediterráneo, como en la superación de la crisis económica.

Parece que los dirigentes europeos van aprendiendo la lección, aun a costa de ceder más soberanía al Gobierno Europeo.

Muchas gracias por su atención.

 

Fuente: Belt Ibérica, S.A.

07.07.12

 

 

Especial: Foro para la Paz en el Mediterráneo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 860 personas.