Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 20 de julio de 2012

Cuatro de cada diez niños que perdieron la vida en un accidente de tráfico no utilizaban sistemas de protección

-

 

La Fundación Mapfre ha realizado un estudio titulado ‘Prioridades en España en la seguridad de los niños ocupantes de vehículos’. El trabajo analiza las estadísticas relativas a los accidentes de tráfico (durante el período 2005 / 08) en los que han resultado implicados niños de 0 a 14 años, ocupantes de todo tipo de vehículos en España.

Una de las conclusiones es que cuatro de cada diez niños que pierden la vida en un accidente de tráfico no utilizaban sistemas de protección. El trabajo ha incluido tanto a niños ilesos como a heridos o fallecidos a consecuencia del accidente.

El estudio revela que el 40% de los menores fallecieron cerca de su domicilio, en concreto a menos de 50 kilómetros del mismo, un hecho que resulta muy relevante si se tiene en cuenta que una de las excusas más utilizadas por los padres para no usar sillas infantiles es, precisamente, coger el coche para distancias cortas.

El objetivo de este trabajo es describir las circunstancias en las que se producen dichos accidentes. Se pretende que la información pueda ser utilizada en el futuro para el diseño o priorización de medidas de seguridad vial infantil.

Vulnerabilidad de los más pequeños

En caso de producirse un accidente de circulación, existe mayor probabilidad de que un niño resulte herido que si se tratase de un adulto. El porcentaje de niños que resultan ilesos es del 23% frente al 34% de los adultos, estos datos demuestran la vulnerabilidad de los niños cara a sufrir algún tipo de lesión.

De hecho sorprende que uno de cada diez niños fallecidos tiene menos de un año de edad, lo que puede ser reflejo de la mayor fragilidad de los niños pequeños.

Los sistemas de protección (cinturón, sistema de retención infantil o casco para vehículos de dos ruedas) serían capaces de prevenir más de la mitad de las lesiones graves o mortales sufridas por los ocupantes que no los usan. Del estudio se deprende que si todos los niños utilizaran sistemas de protección, se podría prevenir más de la mitad de dicho 40% de fallecidos que no usa sistemas de protección. En otras palabras, la siniestralidad infantil mortal se reduciría automáticamente en un 20%

En el cuadro que encontraréis a continuación podéis comprobar cómo afortunadamente la mortalidad en niños víctimas de accidentes de tráfico se ha reducido a lo largo de los cuatro años que abarcan el estudio.

 

Contexto y circunstancias en los que se producen los accidentes objetos del estudio

Igualmente, el estudio muestra que el accidente con víctimas infantiles se produce especialmente como consecuencia de una distracción del conductor que da lugar a una salida de la vía del vehículo. Además, la siniestralidad infantil es principalmente diurna, ya que el 70% de todos los niños fallecidos con edades comprendidas entre los 0 y 14 años sucede de día y en los meses de verano.

En cuanto a comunidades autónomas, encabezan con peores cifras de fallecidos y heridos graves son Andalucía, Castilla y León, Castilla La Mancha y Catalunya. Por el contrario, las comunidades con menos accidentes mortales infantiles entre 2005 y 2008 son La Rioja, País Vasco, Extremadura y Cantabria.

Y en sobre al tipo de carreteras, aquellas en las que más ocurren accidentes de coches que llevan niños como ocupantes, son las carreteras convencionales sin desdoblar: dos de cada tres víctimas viajaba por carreteras de un solo carril para cada sentido. En autovías y autopistas, pierden su vida casi uno de cada cuatro niños ocupantes de vehículos.

Cerca del 80% de los niños ocupantes de vehículos implicados en accidentes de tráfico se desplazaban en turismos o furgonetas ligeras.

Una de las conclusiones más importantes que se establecen, es que por cada niño que fallece, otros siete resultan gravemente lesionados, y 53 más sufren lesiones de menor gravedad. Por este motivo, las actuaciones tienen que dirigirse tanto a la prevención de fallecidos como a la prevención de grandes lesionados o discapacitados.  

 

Fuente: www.pequesymas.com
10/07/12

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 787 personas.