Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 26 de mayo de 2000

Las mujeres policías catalanas se rebelan contra el machismo en su trabajo

Se quejan de que les relegan a tareas consideradas femeninas

 

Las mujeres policías catalanas se rebelaron ayer contra el machismo que aseguran impera aún en los cuerpos de seguridad. Las agentes aseguran que continúan extendidos los valores tradicionalmente atribuidos a los hombres -como la valentía o la fuerza física- y que ello las relega a desempeñar tareas administrativas o de educación vial.

Unas 75 mujeres policía de Cataluña, representantes de los diferentes cuerpos de seguridad -Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, Mossos d Esquadra y Agentes Portuarios-, reclamaron ayer en Viladecans, donde celebraron la primera jornada de mujeres policía, una mayor igualdad y presencia en las plantillas de estos cuerpos, según Efe.

Las agentes explicaron que mientras que en la Escuela Superior de Policía el colectivo femenino ronda el 10 por ciento, la Guardia Urbana de Barcelona, una de las policías donde la presencia de la mujer es mayor, cuenta en su plantilla con sólo un 8% de mujeres.

La jornada -organizada por el sindicato CCOO- se ha centrado en varias ponencias en las que se hizo hincapié en que la de policía es una profesión que se conoce mayoritariamente por sus valores masculinos y a la que para acceder hay que pasar unas pruebas físicas «excesivas». Esa es la razón por la que creen que «son más los hombres que las mujeres los que pueden superarlas, y si no fuera así, posiblemente se presentarían más mujeres a las pruebas», según Yolanda Ruíz, responsable de la organización de las jornadas.

El colectivo de mujeres policía ha criticado el trato «especial» al que son sometidas en su trabajo, haciendo muchas veces tareas poco valiosas desde el punto de vista policial porque «siguen imperando los valores masculinos».

Ana Currons, guardia urbana de Barcelona y miembro de la Agrupación Sindical de la Policía Local de CCOO, se quejaba ayer de que el papel que asumen normalmente las mujeres policías está relacionado con el rol femenino: administrativa, educación viaria en las escuelas, mediadoras en conflictos domésticos relacionados con mujeres maltratadas y menores. Currons, que no rechazaba la importancia de estos temas, añadió que «los pueden desempeñar por igual hombres y mujeres».

En general, Currons tildó a los cuerpos policiales como «machistas, no porque cobremos menos, pues los sueldos en este caso están igualados, sino porque desempeñamos trabajos diferentes, hay una marginación en un colectivo mayoritariamente masculino donde la minoría se siente rechazada».

La jornada de ayer en Viladecans también sirvió para plantear la participación de las mujeres policías catalanas en la red Europa Network Woman, un fórum en el que ya participan agentes de Francia, Bélgica, Holanda, Alemania o Gran Bretaña.

Difícil promoción
Las mujeres policías aseguran que también tienen dificultades para ascender. La agente de la Guardia Urbana Ana Currons se quejó de que «al haber más hombres siempre se promocionará más a estos, indistintamente de si son más o menos competentes». Una de las ponencias de la jornada destacó también que «si se consigue una promoción entre las mujeres policía, los comentarios hacen referencia a la necesidad política de tener mujeres en el mando o a ciertas capacidades de seducción, pero pocas veces se valoran las calidades profesionales».

Fuente: www.elmundo.es
25.05.00

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1871 personas.