Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 14 de diciembre de 2006

"Ecomafia", un negocio que apesta

Los clanes napolitanos han ganado 180.000 millones de euros deshaciéndose de 14 millones de toneladas de basura

 

«En cuanto tocamos la basura la convertiremos en oro». Con esta frase, obtenida durante una escucha telefónica en una investigación ordinaria sobre la Camorra, comenzó hace hoy 12 años la operación «Rey Midas». El departamento antimafia italiano descubrió que los clanes napolitanos habían olfateado un nuevo negocio: deshacerse de desperdicios y residuos tóxicos ilegalmente saltándose las normativas ecológicas impuestas por la Unión Europea y acumulando basuras en viejas minas, en cuevas, arrojándolos al mar, mandándolos a Albania, quemándolas por la noche en los cultivos.

foto: La Razón
Un "carabinieri" inspecciona los montones de basura que acumula La Camorra, que controla los vertederos

La autoridad medioambiental trasalpina (Legambiente) calcula que, desde entonces, los clanes mafiosos se han deshecho de 14 millones de toneladas de residuos: una montaña de 14.600 metros con una base de tres hectáreas, algo menos del doble que el Everest.

La RazónEl último informe de Legambiente asegura que, desde 1994, los 202 clanes italianos involucrados en el negocio han ganado 180 mil millones de euros haciendo desaparecer los residuos de industrias, ayuntamientos e incluso organismos estatales. El año pasado un arador descubrió que de los campos que acababa de adquirir brotaban billetes de diez mil liras. Después se supo que alguien se había deshecho de miles de viejos billetes del Banco de Italia ilegalmente, enterrándolos en terrenos cultivables. Las empresas e instituciones que deciden contratar a los clanes mafiosos para quitarse de encima la basura reducen los costes de reciclaje en hasta un 80 por ciento. Se calcula que en los últimos años, el servicio prestado por la Mafia ha hecho ahorrar más de 500 millones de euros a los empresarios y administraciones de toda Europa, especialmente en el norte de Italia y Alemania. El sector de las basuras ilegales crece a un ritmo del 29,8 por ciento, el triple que la boyante economía china. Precisamente por China pasan las últimas tendencias en el negocio de las basuras ilegales. Los clanes han descubierto en Oriente un bastísimo campo por explotar. Según el último informe de la Antimafia, los buques asiáticos que atracan en el puerto de Nápoles con mercancía de contrabando no se marchan vacíos, sino repletos de residuos tóxicos. Los venenos se embarcan con destino a las playas y campos de ese país. En lo que llevamos de año, la Policía italiana ha secuestrado 140 contenedores cargados de basura que iban camino de China y Hong Kong. Los investigadores trabajan ahora con una nueva pista: al parecer, parte de estos residuos, especialmente plásticos, textiles y descartes de industrias, son utilizados en las factorías asiáticas para fabricar todo tipo de artículos (juguetes, lámparas, cachivaches varios) que después regresan a Europa, a las mantas y los «todo a cien».

Descarga ilegal

La deslocalización de la basura no es una novedad. Tras el «tsunami», los jefes de la Camorra empezaron a preocuparse. No tanto por la vida de las víctimas, sino porque el azote de las aguas desenterró en las playas de algunos países, como Somalia, toneladas de basura que los clanes habían enterrado años atrás. Los Gobiernos de Montenegro, Libia y Albania han exigido que Italia controle con más rigor las embarcaciones que levan anclas en los puertos del sur del país. Un informe comisionado por el libio Muamar Gadafi acusaba a Italia de negligencia y de haber permitido la descarga ilegal de centenares de contenedores que ensuciaban peligrosamente las desiertas playas del país. «La falta de tutela normativa del ambiente provoca infinitas historias de justicia negada, de impunidad difundida para quienes están robando territorio público y diseminando degrado por el mundo», aseguraba hace escasos días Roberto de Seta, presidente de Legambiente.

El negocio de las basuras es tan sofisticado y dinámico como exige la economía actual. Los empresarios de toda Europa reciben las ventajosas ofertas de la Mafia por boca de ejecutivos bien vestidos, hombres que estudiaron en las mejores universidades inglesas y americanas, y que cuentan con prestigiosos títulos en legislación medioambiental. La del «stakeholder» es la carrera con más futuro para los jóvenes napolitanos. En la universidad aprenden los vericuetos de las leyes ecológicas para enseñar después a las «familias» a saltárselas garantizando su impunidad. Se calcula que se necesitarían más de 55 años para recoger y depurar todos los residuos arrojados por las mafias hasta la fecha, mientras la muerte por cáncer en la Región Campania (Nápoles) ha aumentado en un 21 por ciento. En estos doce años se han producido en el sur de Italia 215.679 arrestos y 321.034 delitos relacionados con la «ecomafia». Y la convivencia con la basura, coinciden los científicos, está empezando a matar.

Fuente: www.larazon.es
10.12.06

* Artículo: La 'ecomafia' saquea Italia (08.05.04)

Esta noticia ha sido vista por 3213 personas.