Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 5 de febrero de 2007

¡Alto! mujeres militares volando en Honduras

Ellas surcan los cielos hondureños y se han apoderado de las pistas de aterrizaje, territorio que era exclusivo de los hombres

 

Quienes se atreven a seguir refiriéndose a las mujeres como el “sexo débil”, seguramente cambiarían de opinión al observar a Nubia Andrade, Jackeline Lara y a Melissa Linares, surcar los cielos hondureños, y hacer toda clase de maniobras aéreas a bordo de aviones militares.

No se trata de una fantasía, mucho menos de una escena de una película de acción, apreciar a estas jovencitas apoderarse de las pistas de aterrizaje es una situación tan real como la vida misma, un panorama común, especialmente en la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).

Foto: www.elheraldo.hn
ENTREGA.
Nubia, Jackeline y Melisa, a pesar de las barreras, alcanzaron sus sueños de ser pilotos de aviación

Aunque la gran mayoría de pilotos son hombres, Nubia, Jackeline y Melissa se distinguen del grupo, no sólo por ser del género femenino, sino por su capacidad, y profesionalismo, incluso por lograr distinciones que las ponen por encima de sus compañeros varones.

PILOTOS POR CONVICCIÓN

Nubia Andrade Pazzetti (29), piloto de aviación con más 500 horas de vuelo, relata que desde niña su mayor anhelo fue volar aviones, “mi papá fue mecánico de aviación, y yo soñaba con ser piloto, pero lo miraba como algo dificil sobre todo porque en la academia de aviación no admitían mujeres, sin embargo, un año antes de culminar mi bachillerato nos abrieron las puertas y cuatro años después me gradué de piloto aviador militar, obteniendo el primer lugar de vuelo en mi promoción”, señala la joven.

Sin embargo, para lograr ese sueño Nubia ha tenido que enfrentarse a muchas barreras, especialmente a las que surgen por el hecho de ser mujer, “los obstáculos comienzan desde que entramos a la academia, incluso en el campo laboral porque, y aunque somos graduadas de una academia militar, recibimos la misma instrucción que los cadetes varones, la misma disciplina y los mismos castigos, pero no nos dejan volar otro tipo de avión que no sea de transporte”, explica.

Foto: www.elheraldo.hn
CAPACIDAD.
Las mujeres pilotos están capacitadas para volar cualquier tipo de avión, militar o comercial.

Las barreras parecen acabarse a la hora de volar, “entre más alto volamos, más cerca de Dios nos encontramos, es algo fenomenal”, dice la piloto, cuyo máximo sueño es volar aviones de combate.

PASIÓN AL VOLAR

Jackeline Lara (28), es otra de las mujeres pilotos que hacen historia en el país, con un poco más de 500 horas de vuelo, esta joven madre de un niño de tres años, señala que no hay nada más hermoso que volar, “es mi mayor pasión, y voy a dejar de volar hasta que Dios me quite la vida”, asegura.

Ella, al igual que sus colegas ha sufrido a causa de la discriminación por ser mujer, “Nuestra mayor barrera son los hombres, porque todavía no han entendido que la disciplina militar no tiene género”, apunta.

Los riesgos son parte de la vida diaria de los y las pilotos, incluso son preparadas para pensar primero como pilotos y después como seres humanos.

Foto: www.elheraldo.hn
CONCENTRACIÓN.
Nubia y Jackeline, además de buenas amigas, son excelentes pilotos

“Recientemente tuvimos un pequeño accidente, iba con mi capitán de nave el coronel Palacios y se nos estalló una llanta aterrizando, el avión se golpeó un ala, gracias a Dios no pasó a más”, dice, hace una pausa y agrega, “en esos momentos uno no piensa en lo que podrá pasar, sino en tratar de salir del problema, ni siquiera hay emociones, sólo pensamos en evacuar una emergencia”.

Melisa Linares (26), originaria de Tela, Atlántida, relata que se hizo piloto para hacer realidad el sueño de su padre.

“Ser mujer piloto es una experiencia ha marcado mi vida, sólo somos 10 en el país, porque es una carrera de mucho sacrificio, pero al volar es una la experiencia más maravillosa que puede haber, porque es como encontrarse más cerquita de Dios”, relata Lilian, quien aspira a convertirse en comandante de la FAH.

Fuente: www.elheraldo.hn
28.01.07

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 5039 personas.