Ver Informe...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 2 de marzo de 2007

Un vídeo revela presuntos malos tratos a niños en una guardería de San Blas (Madrid)

El Defensor del Menor y Educación vieron en diciembre las imágenes emitidas el martes

 

Un vídeo grabado por una periodista de Telecinco con cámara oculta ha sacado a la luz los supuestos malos tratos que infligía el personal de una escuela infantil privada de San Blas a 42 niños. Las imágenes muestran a una cuidadora que obligaba a una niña a comerse sus propios vómitos y le tapaba la nariz a otra para que tragara los alimentos. El defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha remitido las imágenes a la fiscalía y ha pedido medidas cautelares. Los padres, que se enteraron del caso por la televisón, se reunieron ayer y sacaron a sus hijos del centro. Muchos se mostraron "indignados" porque tanto el Defensor como Educación conocían las imágenes desde diciembre y no les avisaron.

Foto: El País

La escuela infantil El Borreguito Azul está en el número 45 del paseo de Ginebra, en el barrio de Las Rosas (San Blas). Lleva abierta desde septiembre de 2004, según confirmaron varios padres. La periodista de Telecinco pudo grabar las imágenes gracias a que trabajó como cuidadora de los niños y utilizó una cámara oculta. El vídeo difundido el lunes en Diario de... revela que los niños eran encerrados en cuartos oscuros y recibían gritos continuamente. En otra secuencia, una niña es obligada a comerse sus vómitos. La presunta autora de estos malos tratos es la hija de la dueña, de nombre Rocío.

El centro siguió funcionando ayer pese a las imágenes difundidas. La mayoría de los padres acudió a primera hora a retirar a sus hijos. El Defensor del Menor, Arturo Canalda, envió por la mañana una copia del programa emitido a la fiscalía y pidió medidas cautelares para evitar que este caso se repita. "Es un tema muy delicado y es necesario actuar con rapidez, pero también con cautela para no generar una alarma social innecesaria", comentó.

Arturo Canalda explicó que tuvo conocimiento a través de Telecinco de lo que ocurría en la guardería de San Blas a mediados del pasado diciembre. Se reunió con el consejero de Educación, Luis Peral, quien ordenó una investigación sobre el centro.

El consejero de Educación, que dijo que se sentía "disgustado", aseguró que vio el vídeo de Telecinco por primera vez el 28 de diciembre. Para actuar, necesitaba las pruebas, pero la cadena televisiva no le cedió las imágenes hasta emitir el programa, según Peral. Lo recibió ayer por la tarde y lo remitirá hoy a la inspección educativa. "El 14 de diciembre, una inspección vigiló, además de las aulas, la hora de la comida y no encontró anomalías", dijo el consejero. "Sí que hallaron dos educadores que no presentaron la titulación requerida". "Hay determinadas prácticas que son muy difíciles de comprobar. Se trata de una situación muy desagradable", comentó el responsable de Educación. Éste anunció que los inspectores volverán hoy de nuevo a la escuela infantil.

Dos cuidadoras sin titulación
La inspección de diciembre se produjo tres días después de ver las imágenes, según fuentes de Educación y del Defensor del Menor. Los inspectores no hallaron ninguna de las irregularidades que descubrió la periodista. Tan sólo observaron que dos de las cuidadoras de los niños no presentaron la documentación que las acredita como poseedoras de la formación necesaria para desempeñar este trabajo. Por consiguiente, la Consejería abrió un expediente administrativo. Eso sí, en ningún momento los responsables de Educación ni del Defensor del Menor alertaron a los padres de lo que, supuestamente, estaba ocurriendo en la escuela. Esto ha generado malestar entre los padres afectados. "Han permitido que mi hijo sufriera malos tratos durante dos meses más", se quejaba ayer Nani, una de las madres.

Fuentes de la Fiscalía de Menores de Madrid, a cuyo frente se encuentra Juan Pedro Rodríguez del Val, señalaron ayer por la tarde que en este departamento no habían recibido en todo el día ninguna denuncia sobre los supuestos malos tratos a los niños de la escuela infantil de San Blas.

Los padres se reunieron a las siete de la tarde durante más de una hora en la puerta del centro, que ya estaba cerrado. Al final, decidieron que denunciarían de manera individual el caso en la comisaría de policía y que hoy por la mañana acudirán a un abogado para que les asesore sobre la forma más adecuada para encarar este problema.

"Lo que es una vergüenza es que la Comunidad de Madrid supiera estos problemas y que nadie nos dijera nada de lo que estaba ocurriendo. Estamos indignados porque algo ha fallado y se trata de la educación de nuestros hijos", criticaba el padre de una de las niñas que iba a la escuela infantil de Las Rosas.

Una portavoz de la escuela infantil El Borreguito Azul declinó hacer declaraciones sobre lo ocurrido.

La Comunidad de Madrid cierra la guardería donde se grabaron malos tratos
Tele 5 niega que Educación y el Defensor del Menor le pidieran la cinta en diciembre

La Comunidad de Madrid ordenó ayer el cierre cautelar de El Borreguito Azul, la escuela infantil donde supuestamente se infligieron malos tratos a los niños, como revelaron las imágenes del programa Diario de..., emitido en la cadena de televisión Tele 5.


La oposición, PSOE e IU, consideran que el Gobierno regional de Esperanza Aguirre llega tarde. El PSOE reclamó ayer una "auditoría continua" de las escuelas infantiles privadas e IU solicitó la dimisión del consejero de Educación, Luis Peral, y del Defensor del Menor, Arturo Canalda, porque ambos vieron en diciembre las imágenes de cámara oculta que fueron emitidas el pasado martes. Entonces, la cadena les mostró el vídeo, aunque no les dio una copia. Pero ellos no lo comunicaron a los padres.

En el vídeo aparece una niña a la que una cuidadora le tapa la nariz y le obliga a tragarse su vómito. En varios momentos de la grabación una trabajadora grita a los menores.

El abogado de la propietaria de la escuela infantil, Luis Gerez, indicó ayer que no han recibido la notificación del cierre del centro. "En la grabación se sostiene que se obliga a un menor a comerse su vómito, pero la imagen no lo aclara, no es vómito", añade.

El consejero de Educación reiteró ayer que no podía poner una denuncia sin pruebas. "

Estoy obligado a respetar la presunción de inocencia", indicó. Educación inspeccionó el centro en diciembre, pero sólo detectaron que tres trabajadores no habían presentado la titulación. "La presentaron en enero", dijo ayer Peral.

Tanto Peral como el Defensor reiteraron ayer que habían reclamado una copia de la cinta a la cadena de televisión hace dos meses, pero "no quiso" remitirla. "No es verdad, nunca las han pedido", aseguró ayer la presentadora del programa, Mercedes Milá, en una conferencia de prensa en la que se mostró el vídeo. Milá considera que ambos deberían haber actuado "a los dos minutos" de ver las imágenes. "Nuestro trabajo es denunciar públicamente lo que sucede para que los que tienen competencia tomen nota", indicó Alberto Muñiz, director de Diario de...

Canalda aseguró que había actuado "como debe" porque avisó a Educación en diciembre tras ver el vídeo. "En cuanto he tenido la prueba documental, he sido el único que ha remitido al fiscal la cinta", añadió. Por la tarde se reunió con algunos padres afectados y tendrá un nuevo encuentro hoy con más familiares, "para intentar canalizar las quejas".

Auditoría y dimisiones
El portavoz del PSOE en la Asamblea, Rafael Simancas, reclamó más control sobre este tipo de centros. "Pedimos una auditoría específica y sistemática, un plan de inspección de todas las guarderías", añadió. Simancas calificó de "llamativo y escandaloso" que Educación y el Defensor conocieran las imágenes antes de su emisión "y no hicieran nada". Al portavoz socialista le pareció que la inspección de Educación "fracasó de forma estrepitosa como se ha visto después".

IU considera que es "un escándalo en toda regla". El diputado regional Jorge García achacó lo sucedido a la política de "privatización a toda costa" de Educación. "Aguirre debe tener claro por qué los ciudadanos eligen la enseñanza pública, tiene mayor calidad y buenos profesionales, por más que quieran hacer lo contrario", zanjó.

Fuente: El País
02.03.07

"¡Tienes el vómito fácil y si no te interesa, lo echas!"
Un grupo de niños con baberos de cuadros y los rostros tapados comen sentados en una mesa baja. Una de las cuidadoras -identificada por los padres como Rocío, la hija de la dueña de la guardería- chilla continuamente en las imágenes. "¡No, no, no, de aquí no te vas hasta que te lo comas!", grita a una de las pequeñas. "¡Qué tú tienes el vómito fácil y cuando no te interesa lo echas!", añade. Obliga a la niña a volver a comerse lo que ha devuelto. Le coge de la nariz y le tapa las fosas nasales para que abra la boca.

En otra toma en la que aparece la cuidadora sola, justifica su comportamiento. "A ver, te lo echan, pero ellos saben que lo que sale, entra", dice tranquila. La periodista infiltrada como cuidadora pregunta a otras trabajadoras del centro si comparten la forma de proceder de Rocío a la hora del almuerzo. Todas aseguran que ellas nunca lo harían. "Así le quemas la garganta", dice una. "Cuando es un puré vale, pero los macarrones...", cuenta otra.

Los familiares que acudieron ayer por la mañana a dar de baja a sus hijos no encontraron allí a la mujer que supuestamente trató mal a sus hijos. Les recibió la madre de Rocío y dueña del centro que asumió "todo" lo difundido en las imágenes, según dijo una de las afectadas.

"Me ha dicho que fue algo puntual, ¿cómo va a ser puntual que maltraten a nuestros hijos?", añade. "Se ha hecho responsable de todo lo que hace su hija, pero no ha querido aclararme desde cuándo trataban mal a los niños", comenta otra de las madres de los alumnos del centro.

Niños encerrados
En otra de las imágenes emitidas el martes y grabada con cámara oculta, aparece una cuidadora en la puerta de una habitación, en la que supuestamente ha dejado a un grupo de niños a oscuras. También muestran parte del rostro de una de las menores a la que otra niña le mordió "nueve veces". Una trabajadora del centro justifica ese episodio en el vídeo por el trasiego de entregar los niños a sus padres.

"Hasta que no vi las imágenes no podía creerlo, mi hija se despedía todos los días de las cuidadoras dándoles besos y abrazos", explicó José Antonio, uno de los padres.

El centro para niños de 0 a 3 años ofrecía clases de inglés y un ambiente "muy familiar", según otra de las afectadas. "Estuve buscando mucho tiempo y fue la que más me gustó, les llamé durante más de un mes para conseguir una plaza", añade.

Las tarifas en la guardería, que ayer permanecía abierta, oscilan entre 200 euros por media jornada y menos de 400 por horario continuado de nueve de la mañana a cinco de la tarde, almuerzo incluido.

"Mi hija ha convivido dos meses más de lo necesario con una psicópata y me he enterado por la televisión"
Juana empezó a sospechar que algo iba mal cuando sorprendió a su hija de tres años intentando obligar a una muñeca a comerse sus vómitos. Fue a la guardería a hablar con las cuidadoras y le dijeron que la niña comía mal. Les pidió que no la forzaran porque la notaba muy nerviosa. Y se quedó con la mosca detrás de la oreja. Ocurrió en noviembre. Tres meses después, Juana reconoció a su hija en la televisión a pesar del rostro borroso. En una imagen grabada con cámara oculta, una cuidadora de su guardería le obligaba a comerse su vómito. "No he podido dormir en toda la noche. Ha sido horrible", añadió casi llorando. Juana y medio centenar de familiares de los niños se juntaron ayer por la tarde en la puerta del centro para actuar juntos. Estaban indignados porque nadie les había pedido permiso para sacar a sus hijos, ni les había alertado de la situación de peligro que corrían.

"Mi hija ha convivido con una psicópata dos meses más de lo necesario y me he enterado por la televisión", apuntó Maribel, otra madre. "¿Por qué nadie nos avisó antes?", añadió. Los padres supieron ayer que tanto el Defensor del Menor, Arturo Canalda, como el consejero de Educación, Luis Peral, conocían las imágenes desde diciembre. Educación ordenó una inspección tras conocer las imágenes. "Si haces una inspección llamando al timbre, no creo que vayas a encontrar nada malo", se quejó Eduardo, otro padre.

"He dado de baja a mi niña y la matrícula de mi bebé. Todavía no me lo puedo creer. No tenía ninguna sospecha, ahora me siento culpable", añade Begoña, otra afectada. "Estábamos encantados con la guardería, si no llego a ver las imágenes no me lo hubiera creído jamás", comentó José Antonio. Igual que otros padres, pasó toda la noche sin dormir y retiró a su hija a primera hora de la mañana.

Ana, otra madre, estaba muy nerviosa aunque su hijo no aparecía en el vídeo: "¿Quién te asegura que al tuyo no le ha tocado alguna vez cuando no había cámara?".

Tras la reunión, acordaron que hoy acudirá una representación de los padres para asesorarse con un abogado y enseñarle el vídeo. "No pararé hasta que se haga justicia con mi niña", añadió Juana.

Fuente: www.elpais.es
01.03.07

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 6026 personas.