Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 13 de abril de 2007

El Ministerio de Defensa envía los primeros soldados encargados de instruir al Ejército afgano

Alonso asegura que la decisión sobre el trabajo de estos equipos no se tomará hasta mayo

 

Cuatro oficiales del Ejército de Tierra partieron ayer desde Madrid hacia Afganistán para realizar los preparativos para la llegada de los dos equipos, de cincuenta miembros cada uno, que se encargarán de instruir a efectivos afganos. Tal y como adelantó este diario la semana pasada, el Ministerio de Defensa se encontraba ultimando el envío del primer equipo a una base a cuarenta kilómetros al sur de Herat, sede del grueso de las tropas españolas, para adiestrar al Ejército afgano, y la primera fecha que se manejaba, según fuentes militares, era el 11 de abril.

Esos cincuenta efectivos, según esas fuentes, sustituirán a un equipo de adiestramiento de Estados Unidos. Para definir claramente los cometidos del primero de los dos equipos partieron ayer los cuatro oficiales, que se encargarán de certificar las necesidades prioritarias en el entrenamiento y los batallones afganos a adiestrar, de la misma manera que fijarán el equipo necesario para dotar a esas unidades locales.

La decisión, en mayo
Lo que queda por definir en este momento es cuándo partirán el resto de efectivos para comenzar con su misión. Según declaró ayer el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, la decisión de enviar estos equipos de adiestramiento «se tomará en el mes de mayo» y siempre que la OTAN dé su visto bueno a la incorporación a estas tareas de soldados españoles, pese a que fue el propio ministro de Defensa español el que impulsó esta iniciativa en la reunión de ministros de Sevilla del pasado mes de febrero.

La duda de cómo se ajustará el número de efectivos al contingente ya desplegado, dadas las limitaciones de número autoimpuestas por el Gobierno y a que el propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que no se enviaría ni un soldado más, no ha quedado despejada. Lo que sí aseguró ayer Alonso es que los efectivos que se envíen a Afganistán «no se incluirían en la misma misión que estamos llevando a cabo ahora, sino en otra exclusivamente de formación del Ejército afgano», según informa Ep.

En este sentido, el ministro recordó que España participa en Afganistán en «una misión de las Naciones Unidas que dice que debemos cooperar con otros 36 países para crear la seguridad necesaria para que los ingenieros y la gente de cooperación civil puedan desarrollar su trabajo, y para que el Ejército y la Policía afganos se puedan hacer cargo de la seguridad de su propio país, que es el objetivo último de la misión».

Por último, en referencia a la inseguridad reinante en el país, Alonso subrayó que «estamos bien posicionados, tenemos recursos suficientes y somos conscientes de que esa situación de inseguridad que se ha producido, básicamente, en el sur del país, también ha afectado en menor medida a la zona oeste, y por lo tanto tenemos que estar preparados para hacer frente a estos riesgos, y lo estamos, como lo estábamos el año pasado».

«Necesitamos 10.000 soldados más»
El Ejército español necesita 10.000 soldados más para cubrir sus necesidades. Así lo sentenció ayer en Cartagena el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Félix Sanz, que añadió que en las unidades de la Armada española es donde existen mayores dificultades de reclutamiento. El general Sanz, que realizó una visita a la base de submarinos, aseguró que la tendencia de captación de jóvenes para el Ejército se mantiene con un ritmo ascendente. En este sentido, el Jemad destacó que ya se cuenta con 129.000 soldados profesionales, aunque señaló que se necesitan 10.000 más y que si por los procedimientos normales no se llega a cubrir esa cifra, para el óptimo funcionamiento de los ejércitos se deberán estudiar nuevas medidas que hagan aún más atractiva la profesión de militar. Por último, tras descartar una ampliación del programa de construcción de submarinos S-80, reconoció que la situación actual de la flotilla, con sólo dos submarinos operativos, ya que hay uno averiado y otro en reparación en el astillero de Navantia, obligaría a realizar un gran esfuerzo humano en caso de tener que intervenir en cualquier conflicto.

Fuente: www.larazon.es
12.04.07

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1339 personas.