Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 7 de septiembre de 2007

La primera mujer 'beefeater'

«No te daré mucho trabajo, tengo el cuello muy fino». Durante siglos, Ana Bolena, la reina que, orgullosa, pronunció ante su verdugo esa frase en el patíbulo, ha sido la única mujer, exceptuando turistas, que se ha paseado por la Torre de Londres

 

La leyenda dicta que aún se la puede ver, acompañada por los cuervos de la fortaleza, caminando con su cabeza bajo el brazo.

Hasta ahora. Porque ayer ocupó su puesto la primera fémina que le hará compañía como uno más de los guardas de la fortaleza, los conocidos beefeaters. Se llama Moira Cameron y, a sus 42 años, ha roto una tradición de un cuerpo que, paradójicamente, sobrevive, precisamente, gracias a las tradiciones. En sus 522 años de historia, este pequeño regimiento, fundado en 1485 por Enrique VII, ha sido siempre patrimonio de hombres, por mucho que nunca haya existido una prohibición formal para que las mujeres pudieran optar a él. Para ingresar en el cuerpo, Moira ha tenido que acreditar sus 22 años al servicio de la reina en el Ejército -el mínimo imprescindible, que ella ha pasado como contable en Irlanda del Norte y en Chipre- y su buena conducta.

Pero no basta con eso: tras optar por una plaza vacante, tuvo que competir con otros cinco candidatos. Varones, por supuesto. Y venció. Entre otras cosas, según explicó el sargento Alan Kingshott, uno de sus entrevistadores, por su voz: «Es escocesa. Tiene un hermoso tono de voz».

Ayer por la noche, Moira participó por vez primera en la Ceremonia de las Llaves, el cierre ritual de las puertas de la Torre a la caída de la noche. Estaba exultante: «Este lugar es mágico. Es un trabajo maravilloso y yo soy muy, muy afortunada por tenerlo». La única sombra que, desde que empezó a formarse el pasado julio, ha enturbiado algo su alegría ha sido el comentario de un visitante, que puso pegas a que ella hiciera semejante trabajo: «Me gustaría agradecerle que eche por tierra mis 22 años al servicio de su majestad en las Fuerzas Armadas», fue la lacónica respuesta de Cameron.

De hecho, acostumbrados a servir a una reina, a los británicos aún les sorprende descubrir que en su país quedan reductos vetados, al menos en la práctica, para las féminas. Pero así es. Sólo recientemente las mujeres de las Fuerzas Armadas pueden contar su permiso de maternidad como tiempo de servicio.

Ayer, con una sonrisa de oreja a oreja, Moira explicaba que empezó a soñar con este puesto a los seis años de entrar en el Ejército, atraída por la «profundidad» de la Historia que se respira en la Torre fundada por Guillermo I el Conquistador, uno de los monumentos emblemáticos de Londres, que cada año atrae a más de dos millones de turistas.

«Haces este trabajo por prestigio, y porque así conoces gente cada día», narraba Moira a AP. Acostumbrada a años de trabajo de despacho, el trato con los turistas le parece lo más apetitoso de su nuevo puesto: «Están interesados en cualquier cosa que les digas. Y también puedes echarte unas buenas risas con ellos», añadía.

Su sueño, sin embargo, tardará aún un tiempo en realizarse. Porque para guardar las joyas de la Corona y acompañar a los visitantes en sus tour por la Torre, las tareas habituales de los 35 beefeaters, todavía debe prepararse. Antes, pasará otros seis meses estudiando la historia del edificio, incluidas, por supuesto, las diversas leyendas que explican el nombre de su regimiento (beef-eaters, en su traducción literal, es comedores de carne, por lo que, según se dice, su nombre viene de la que era su dieta diaria).

Sólo en febrero Moira Cameron podrá contar a los turistas el triste destino de aquella otra mujer, Ana Bolena, que también rompió moldes, y que ya no es la única que pasea, junto a los turistas, por las dependencias de la Torre de Londres.

«No pensaba realmente conseguir el trabajo, ya me estaba entrenando como electricista»

1965: Nace en la localidad escocesa de Argyll. 1985: Se une al Ejército del Reino Unido. 1991: Comienza a plantearse la idea de optar a un puesto entre los guardianes de la Torre de Londres, un cuerpo creado en 1485. 2007: Se convierte en un miembro de los beefeaters. Comenzará su servicio de cara a los turistas en 2008, tras estudiar durante seis meses la historia de la Torre de Londres.

Fuente: www.elmundo.es
04.09.07

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1040 personas.