Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 24 de septiembre de 2007

Dos soldados españoles y un interprete afgano muertos y tres heridos graves en un ataque en Afganistán

Alonso: 'El BMR pisó un artefacto colocado en el camino'. Los militares fallecidos son Germán Pérez Burgos, de Badajoz, y Stanley Vera, de Guayaquil

 

  • Un artefacto, posiblemente una mina, estalló al paso del primer vehículo de una columna.
  • La explosión provocó también la muerte de un intérprete de nacionalidad afgana.
  • El ataque se perpetró a las 08.55 cerca de Shewan, en la provincia de Farah.
  • El ministro de Defensa ha comparecido en rueda de prensa para informar del ataque.

Dos soldados españoles de la Brigada Paracaidista han fallecido y otros tres han resultado heridos de gravedad en un ataque contra las tropas españolas que desempeñan su misión en Afganistán, según el Ministerio de Defensa.

Foto: www.elmundo.es

Los soldados viajaban en un vehículo blindado que formaba parte de una patrulla, informó el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. Un artefacto explosivo, posiblemente una mina anticarros, fue activado por la presión que ejerció la rueda trasera derecha del vehículo que encabezaba la columna española compuesta por otros cuatro vehículos.

El ataque, que también provocó la muerte de un intérprete de nacionalidad afgana que viajaba con los militares españoles, se perpetró a las 08.55 horas del lunes (hora española) cerca de Shewan, al noroeste de la provincia de Farah. El vehículo atacado pertenecía al contingente español que tiene su base en la provincia de Herat.

Mapa: www.elmundo.esLos soldados fallecidos son los caballeros legionarios Germán Pérez Burgos, de 33 años, casado y natural de Alanje (Badajoz), y Stanley Mera Vera, de 20 años, soltero y nacido en Guayaquil (Ecuador). El intérprete de nacionalidad afgana que les acompañaba se llamaba Rohulah Mosavi. Sus cuerpos han sido trasladados ya a la base de Herat.

Los heridos graves son Rubén López García, de 19 años y natural también de Alange (Badajoz); Julio Alonso Sanjuan, de 20 años y natural de Valladolid; y Óscar Bertomeo Fernández, de 21 años y natural de Móstoles. Los tres han sido trasladados a un hospital en Farah.

La explosión provocó heridas leves a otros tres soldados: Carlos Soto García, de 25 años y natural de Casas Ibáñez (Albacete); Carlos Arbelaez Henao, de 26 años y nacido en Colombia; y David Ospina Montaño, de 19 años y natural de Medellín (Colombia). Los tres se encuentran en Herat.

Los talibanes afganos asumieron la autoría del ataque, aunque elevaron a cinco el número total de las víctimas mortales en el atentado. "Nuestros muyahidines hicieron estallar dos vehículos de soldados de la OTAN esta mañana en (el distrito de) Shewan en Farah, mataron a cinco e hirieron a otros siete", aseguró a EFE el portavoz talibán Zabiullah Mujahid.

El ataque contra las tropas españolas se produce dos días después de que dos soldados italianos fuesen secuestrados en la provincia de Herat. Los soldados fueron liberados el lunes por la mañana tras una operación desarrollada por fuerzas de la OTAN.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, compareció en rueda de prensa en la sede del departamento para informar sobre lo sucedido. Explicó que, en el momento del ataque, los soldados españoles se encargaban de suministrar seguridad a una ruta de comunicación terrestre. "Su misión es mantener abierta y segura la citada ruta", dijo Alonso, quien afirmó que esta tarde saldrá un avión desde la base área de Torrejón de Ardoz para recoger y trasladar a España a los soldados muertos y a los heridos.

El titular de Defensa confirmó que el vehículo atacado estaba dotado de inhibidor de frecuencia y defendió la idoneidad de los BMR para esta misión. En ese sentido, aseguró que los Blindados Medios de Ruedas son adecuados para esta operación, se encuentran entre los mejores vehículos desplegados en ese teatro de operaciones y son "mejores que la mayoría".

España participa con hasta 690 militares en la misión humanitaria de la ONU en Afganistán, que está amparada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad. "Mantenemos nuestro compromiso con la misión avalada por la ONU", recordó Alonso.

El pasado día 13 al menos cuatro militares españoles resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, al volcar lateralmente la ambulancia BMR en la que viajaban en las inmediaciones de la base española de Qala i Naw.

La última baja que registraron las tropas españolas en Afganistán fue la del sargento de Infantería Juan Antonio Abril Sánchez, que falleció en mayo al volcar su vehículo blindado. Esta muerte elevó a 129 el número de bajas de las Fuerzas Armadas españolas en operaciones en el exterior y a 83 los muertos españoles destinados en Afganistán.

El pasado 10 de agosto, una patrulla del Ejército Nacional Afgano, que iba acompañada por 27 militares españoles, sufrió un ataque con armas ligeras y granadas en la ruta que une las localidades de Bala Murghab y Ghormach, al noroeste del país.

En el mes de julio, un grupo de desconocidos atacó a una patrulla española en las proximidades de Darreh-ye-Bun, a unos 40 kilómetros al noreste de la base española en Afganistán, mientras realizaban labores de apoyo a policías y militares locales. No hubo víctimas. Días antes había sido atacada otra patrulla española en la zona.

Alonso pedirá autorización para enviar 52 instructores a Afganistán
El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, mantiene su comparecencia del martes en el Congreso para pedir autorización a la Cámara para el envío de 52 militares a Afganistán cuya misión consistirá en entrenar y formar a dos batallones del Ejército afgano. "Voy a comparecer entre otras cosas porque esta comparecencia no se puede dilatar más", aseguró Alonso.

Su comparecencia ante la Comisión de Defensa estaba pendiente desde el pasado mes de junio, cuando se tuvo que aplazar tras otro ataque contra fuerzas españolas, en aquel caso en el Líbano, donde perecieron seis militares españoles.

Soldado Stanley Mera Vera

Quinto soldado latinoamericano que muere en una misión de paz del Ejército español.

Stanley Mera Vera sólo tenía 20 años. Falleció al explotar de una mina de los talibanes

El soldado Stanley Mera Vera, de nacionalidad ecuatoriana, es el quinto soldado de origen latinoamericano que fallece en una misión de las Fuerzas Armadas en el extranjero.

Mera Vera, de 20 años y natural de Guayaquil (Ecuador), murió en Afganistán a causa de la explosión de una mina colocada por los talibanes al paso de vehículo blindado que le transportaba en la región de Farah, al oeste del país.

El primer soldado latinoamericano que falleció en acto de servicio en el exterior fue Jorge Arnaldo Hernández Seminario, natural de Piura (Perú), también de la Brigada Paracaidista (BRIPAC).

Hernández Seminario perdió la vida el 8 de julio de 2006 en la misma región de Afganistán como consecuencia de la explosión de un artefacto.

El soldado peruano fue el primer integrante del Ejército español fallecido en el país asiático en el marco de la misión ISAF en la que España participa bajo mando de la OTAN.

Los colombianos Jefferson Vargas Moya, Jackson Castaño Abadía y Juan Erickson Posada murieron el pasado 24 de junio en el Líbano, junto a otros tres soldados españoles, en un ataque con coche-bomba contra el convoy en el que iban.

Vargas, de 21 años, y Castaño y Erickson, ambos de 20, participaban como miembros de la BRIPAC en la Fuerza Interina de las Naciones Unidas (FINUL) que tiene como objetivo asegurar la paz en el Líbano.

En el suceso ocurrido en Afganistán, resultaron también heridos dos soldados de origen colombiano, Carlos Arbelaez Henao, de 26 años, y David Ospina Montaño, de 19.

El Ejército español comenzó en 2003 a reclutar a ciudadanos extranjeros hispanoamericanos y de Guinea Ecuatorial que tuvieran residencia legal en España y cumplieran las aptitudes psicofísicas establecidas en cada convocatoria.

En la actualidad, las Fuerzas Armadas cuentan con casi 5.000 soldados de origen latinoamericano, que representan el 5% del total de los efectivos.

Por nacionalidades, los ecuatorianos ocupan el primer lugar de los inmigrantes alistados, con 1.919 soldados, seguidos de los colombianos (1.872) y los bolivianos

Soldado German Pérez Burgos
El extremeño fallecido vivía en Sevilla y tenía un hijo de varios meses

German Pérez Burgos, uno de los dos soldados muertos en Afganistán, nació en Alange (Badajoz) aunque vivía en Sevilla, donde estaba casado y tenía un hijo de varios meses, ha informado el alcalde de esa localidad extremeña, Juan Pulido Gil.

El alcalde señaló que Pérez Burgos, de unos 30 años, era natural de Alange, donde su familia es muy conocida porque su abuelo materno fue el médico de cabecera de la localidad y en ella nació su madre y aún tiene familiares, en concreto unos tíos.

Poco después de su nacimiento, se desplazó con sus padres a la cercana ciudad de Mérida, tras lo que posteriormente se fue a vivir a Sevilla. Además, Pérez Burgos, del que el alcalde explicó que siempre lo ha conocido como militar, acostumbraba a visitar Alange durante los veranos, "lo típico y normal de venir una vez al año al pueblo de sus abuelos".

En cuanto a los efectos de su muerte en la localidad, el alcalde dijo que "ha caído como un jarro de agua fría porque, la verdad, era una familia muy querida y muy conocida. Al principio había dudas pero, al final, el pueblo está muy dolido y muy consternado por estos hechos".

De la familia señaló Pulido Gil que "está hecha polvo, está rota. Tiene mucho apoyo y cariño, pero es muy difícil que pueda entender y comprender el caso. Se está haciendo ahora a la idea".

Además, informó de que el Ayuntamiento celebrará el martes una sesión plenaria en la que se debatirá declarar unos días de luto oficial y la posibilidad de distinguirle de alguna forma, mientras que aún se desconoce dónde se celebrará el funeral y el entierro.

Germán Pérez Burgos falleció en Afganistán junto al también militar Stanley Mera Vera, natural de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

Por otro lado, en cuanto a la posibilidad de que uno de los heridos en el ataque, Rubén López García, fuera natural de Alange, su alcalde señaló que en el censo de la localidad no figura esta persona, aunque se analizan los archivos de nacimientos "por si hubiera nacido aquí circunstancialmente".

Agregó que "no nos consta" en el Ayuntamiento y que tampoco se le conoce en la localidad
 

  • Fuente: www.elmundo.es
    24.09.07

  • Experto: Ecos de guerra en Afganistán, por Rafael Vidal (25/09/2007)

    Esta noticia ha sido vista por 3794 personas.