Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 26 de septiembre de 2007

Barcelona acepta a la primera mujer en el cuerpo de bomberos

La ciudad aprueba una asignatura pendiente con la incorporación de Miriam Galisteo, de 31 años

 

La aspirante pasó iguales pruebas que los hombres aunque en el futuro habrá discriminación positiva.

De pequeña quería ser la primera mujer alcalde de Barcelona. De mayor se ha convertido en la primera mujer bombera de la ciudad. Tras 142 años de historia, Miriam Galisteo Manzanares, de 31 años, es la primera mujer que accede al servicio de extinción de incendios de Barcelona. Y lo ha hecho superando las mismas pruebas físicas que sus otros 44 compañeros de promoción.

Foto: www.elperiodico.com

La incorporación de mujeres era un asignatura pendiente en Barcelona que ya se ha resuelto con normalidad en otros servicios como los Bombers de la Generalitat, los de la Comunidad Autónoma de Madrid o Andalucía. Hasta Irán admitió mujeres en el servicio de extinción de la ciudad de Karaj, convirtiéndose, en mayo del año pasado, en el primer país musulmán que admitía mujeres en la lucha contra el fuego.

ESCUELA Y PRÁCTICAS
Miriam Galisteo será presentada en sociedad el próximo 6 de septiembre junto a sus otros 44 compañeros de promoción, en el parque de Provença. Tras acudir a la Escola de Bombers i Seguretat Civil de Mollet, deberá superar un periodo de prácticas. Si pasa la prueba, será nombrada bombera.

Ninguna mujer había superado hasta ahora las durísimas pruebas físicas que se debían superar para acceder al cuerpo de bomberos municipal, uno de los más prestigiosos y mejor valorados de Europa. Este año, se cambiaron algunas pruebas físicas y se igualaron a las que tienen que pasar los aspirantes masculinos a bombero de la Generalitat.

Pero no se hizo una excepción para las mujeres como ocurre, por ejemplo, en los Bombers de la Generalitat o en los de la Comunidad de Madrid. Miriam quedó la 21 entre 1.130 aspirantes. Aunque lleva casi un mes sin entrenar tras la dura preparación a la que se sometió durante todo el año pasado, la espalda de Miriam sigue siendo imponente.

"Estamos encantados con tenerla entre nosotros. Su presencia no es más que un buen ejemplo de la normalidad de este servicio. Será tratada como merece, como una más", aseguró ayer el director jefe de Bomberos de Barcelona, Joan Pedreny.

Miriam será la primera y única mujer que deba superar las mismas pruebas físicas que sus compañeros varones. El año próximo, Bomberos de Barcelona se ve obligado por ley a puntuar de forma diferente a las aspirantes femeninas, haciendo con ellas lo que se conoce como discriminación positiva. "Tenemos tiempo para definir muy bien qué baremos cambiamos", admitió Pedreny.

En cuanto al día a día en el parque, Miriam convivirá con 670 bomberos. Pero no será la única mujer. En las oficinas del parque central de Provença hace tiempo que las mujeres trabajan en los equipos de protección civil, prevención, administración, personal y formación. Dilatada es también la presencia de mujeres ATS en las ambulancias de Bomberos de Barcelona.

CONVIVENCIA
Ellas conviven con sus compañeros los turnos de 24 horas y participan en los servicios importantes. La nueva bombera compartirá todos los espacios del parque con sus compañeros y solo dispondrá de un baño separado del resto para su higiene personal.

En los Bombers de la Generalitat trabajan 20 mujeres, sin contar las 199 contratadas como voluntarias para las campañas forestales de verano y las tres nuevas aspirantes que se están formando en estos momentos. De las primeras, cinco ejercen labores de mando y las otras 15 son funcionarias rasas. Su presencia está completamente normalizada. Como en la Comunidad Autónoma de Madrid, donde la presencia femenina se limita a siete representantes. Pero entre ellas hay dos con el rango de oficial, el más alto de la escala operativa de los bomberos.

El voluntariado femenino está muy arraigado en Latinoamérica
En Nicaragua, Chile o México, por citar algunos países, la presencia de mujeres voluntarias en los servicios de extinción de incendios está muy arraigada. En algunos parques llevan más de 30 años compaginando su vida privada con la intervención en primera línea de fuego. Ellas también han sido víctimas de un trabajo de alto riesgo. En noviembre del año pasado, Chile entero se volcó con los funerales de la primera mujer bombera muerta en aquel país en acto de servicio. Madre de una niña de 5 años, Constanza Cid Cáceres tenía 31 años. Y más cerca, en Portugal, una bombera falleció durante las labores de extinción de los incendios que en agosto del año pasado arrasaron el vecino país.

Una pianista futbolera
Miriam Galisteo trabajó como técnica en riesgos laborales y dedicó el último año a preparse para las pruebas físicas y de conocimiento

La emoción es fácilmente reconocible en el intenso brillo de sus ojos verdes. "Tengo muchísimas ganas de empezar", asegura Miriam Galisteo.

De pequeña no quería ser bombera, en cambio le atraía mucho más la alcaldía de su ciudad o la medicina. Estudió música --un piano en el salón ratifica su pasión por la música-- y decidió ser bombera cuando ya adolescente empezó a rodearse de bomberos que trabajan en la Generalitat. Fascinada por las historias de sus compañeros, decidió que un día intentaría entrar. Pero antes prefería estabilizarse laboralmente y buscar un hogar donde independizarse para afrontar con serenidad las duras oposiciones.
Se licenció en Prevención de Riesgos Laborales y, ya con una trabajo estable, dedicó todas las horas libres del último año a preparar las oposiciones. "Pensaba acceder a los Bombers de la Generalitat, porque entrar en Barcelona con el nivel de físicas que pedían era casi imposible. Pero este año cambiaron un par de cosas y lo probé".

Siempre que puede se escapa a la montaña --su otra gran pasión-- nada y juega en un equipo barcelonés de fútbol gaélico, una modalidad irlandesa en la que valen las manos y mucho más dura que la tradicional.
Muy serena, a Miriam no le asusta ser la primera. "Conmigo nada tiene que ser diferente. Estoy segura de que al principio seré el blanco de muchas bromas, pero estoy muy tranquila, contribuiré con mi grano de azúcar y sal para que acabemos riéndonos todos", dice.

Ayer se escapó a los Pirineos para descansar y desconectar hasta el próximo día 6, fecha de su presentación en Barcelona. Es consciente de que ese día las miradas se centrarán en ella. "He superado las mismas pruebas que mis compañeros. Ahora solo quiero aprender, ponerme el uniforme, y empezar a trabajar", dice.
En su mochila de escapada a los Pirineos Miriam carga un libro en catalán: Si això és un home, del italiano Primo Levi, un estremecedor relato sobre el holocausto judío. Apenas lleva una treintena de páginas leídas.

Su familia, dice, está muy orgullosa de ella. Se la ve tranquila, relajada. Devora con rapidez una ensalada con pollo a la plancha y queso fresco antes de subir al tren.

¿Sabe que hará historia en su ciudad? No contesta. Su hermosa sonrisa asiente.

Fuente: www.elperiodico.com
01.09.07

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1922 personas.