Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 24 de octubre de 2007

Aprender a gestionar en un medio hostil

Bomberos, armadores y policías reciben cursos en habilidades directivas y trabajo en equipo, una formación que hasta ahora era terreno exclusivo de la empresa tradicional

 

Que los objetivos de un curso de formación para mandos intermedios sean trabajar el liderazgo como un factor clave, analizar las barreras e inconvenientes con que se encuentran los directivos para transmitir informaciones a sus equipos o identificar las características inherentes a un líder efectivo, no es algo que pueda considerarse muy novedoso. Pero sí lo es que los mandos pertenezcan al cuerpo de bomberos de Vitoria o a la cooperativa de armadores de Vigo.

Foto: www.expansionyempleo.com

La jornada de liderazgo para mandos intermedios impartida por Campobase, una empresa de formación outdoor, a diez mandos del cuerpo de bomberos de Vitoria tuvo como objetivo, según Pedro Anitua, inspector jefe del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Speis) del Ayuntamiento de Vitoria, "hacer equipo y enfrentarnos a retos conjuntos ya que cada uno de los mandos de este servicio tenemos a nuestro cargo profesionales diferentes".

Anitua cree que este tipo de formación es más visual: "El resultado es el mismo que en el aula, pero se asimila mejor la formación cuando, por ejemplo, hay que ayudar a escalar una pared a uno de los miembros del equipo que lleva los ojos vendados". Afirma que, dentro de los numerosos cursos que se ofertan actualmente, es algo diferente: "No es ninguna revolución, pero la metodología utilizada nos hace salir de nuestro entorno habitual y favorece que surja otra forma de ver nuestro estilo de gestión".

Entorno hostil
Campobase realizará próximamente un curso de habilidades directivas de trabajo en equipo para doce tripulantes de un pesquero perteneciente a la cooperativa de armadores del puerto de Vigo. El lugar elegido será el monte, un entorno aparentemente hostil para un marino: "En la empresa priman el individualismo y la competitividad. Como individuos, somos mediocres, pero en conjunto podemos ser muy buenos. Una tripulación se salva si reacciona como un equipo; eso es lo que pretendemos", afirma Gracia Prego, directora del programa Sepya (Sector Pesquero y Adaptabilidad) que gestiona la citada cooperativa de armadores dentro de la iniciativa europea Equal.

Mientras tanto, catorce de estos armadores ya han tomado parte en una actividad de outdoor training, en este caso navegando en veleros. La jornada, organizada por la firma viguesa Continua Recursos Humanos y Organización, en colaboración con la empresa Shackleton Team & Sail, supuso algo totalmente innovador dentro del sector pesquero: "Gobernar en equipo un barco de vela ayuda a los participantes a comprender mejor una serie de conceptos básicos, como el individualismo, la cooperación, la competitividad, la cultura, la gestión del error, el miedo, el poder, la comunicación interna, la resolucion de conflictos, el liderazgo compartido y el intercambio de roles en el equipo", afirma Prego.

Durante la travesía se simularon situaciones típicas de una empresa y se pusieron en práctica una serie de ejercicios que permitieron analizar las capacidades y competencias de las personas, con el objetivo de mejorarlas y potenciarlas. "La experiencia demuestra que el trabajo en un marco distinto al cotidiano, ayuda a las personas a volcarse con el equipo y las circunstancias, facilita un análisis completo de las posibles áreas de mejora y permite lograr una mayor cohesión en el trabajo", concluye.

La policía irlandesa vuelve a clase
La mayoría de los oficiales de policía creen que la mejor formación que reciben está en la calle, viviendo en directo situaciones delictivas. En Irlanda, la Garda Stocháne -'los guardianes de la paz'-, intenta hacer las cosas de un modo diferente: ha enviado de nuevo a clase a sus mandos para tomar parte en un curso especialmente diseñado por la escuela de negocios Michael Smurfit de la University College of Dublin (UCD).

Se trata de un programa más intensivo que un MBA: dura nueve meses, todas las semanas de jueves a domingo. El tamaño de la clase es limitado, pero el año pasado hubo doce participantes, todos mandos, incluyendo dos oficiales invitados del Reino Unido. La primera promoción ya se ha graduado, por lo que aún es pronto para valorar su éxito, pero el Gobierno irlandés ha acordado la financiación de otro año.

El jefe de policía, Mick Feeland, afirma que "desde el punto de vista del desarrollo personal estaba seguro de que había cosas que podía aprender". Asegura que ve una aplicación inmediata de muchos de los módulos, como el de las estrategias de negociación: "Todos los días, las personas de mi nivel están negociando, bien sea con una autoridad local con la que estamos trabajando sobre un comité policial conjunto o con los políticos elegidos de esos comités. El curso ha supuesto una ayuda enorme para prepararnos en este tipo de encuentros: Quizá el beneficio más visible del programa ha sido la oportunidad de reunirse en pequeños grupos, algo impensable en una organización tan grande. Muchos oficiales habían trabajado juntos durante 30 años pero no conocían sus puntos fuertes y débiles".

Tom Begley, decano de Smurfit, afirma que la Garda considera el curso de la UCD como un gran cambio: "Puede que sea muy ambicioso pensar que doce oficiales pueden cambiar la organización, pero han aprendido unos procesos y adquirido una mentalidad que les permitirá transmitir estas nuevas acitudes a sus subordinados".

Fuente: www.expansionyempleo.com
20.10.07

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1340 personas.