Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 23 de noviembre de 2007

Mujeres líderes propugnan un concepto seguridad menos militar y más humano

Más de 30 países participan en Nueva York en la primera Cumbre Internacional de Mujeres Líderes para la Seguridad Mundial

 

Más de 70 destacadas mujeres líderes del panorama internacional abogaron el viernes en Nueva York por restar peso al aspecto militar del concepto de seguridad mundial para que sea menos una "cuestión de Estado" y más de carácter "humano".

"Las mujeres vemos muy a menudo la necesidad de establecer una interrelación entre áreas como pobreza, inseguridad económica, terrorismo y cambio climático (como partes de la idea de seguridad). Nuestra ambición es mostrar esa interrelación y buscar medidas para combatirlas", explicó el sábado la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margot Wallstrom.

Foto: www.elmundo.es
De izda. a dcha., Mary Robinson, Margot Wallstrom y Kim Campbell

Para ello, mujeres de más de 30 países participan en Nueva York en la primera Cumbre Internacional de Mujeres Líderes para la Seguridad Mundial, organizada por la Fundación Annenberg, el Proyecto Casa Blanca, el Consejo de Mujeres Líderes del Mundo y el Foro Intercultural de Mujeres Líderes. Ejercen de anfitrionas Mary Robinson, ex alta comisaria de la ONU para los Derechos Humanos y primera presidenta de Irlanda, y Kim Campbell, ex primera ministra de Canadá.

"Si sólo se estudian las cosas que se pueden solucionar con bombas nos perdemos la oportunidad de prevenir los conflictos o las tensiones", defendió Campbell. "Queremos potenciar un nuevo tipo de liderazgo entre las mujeres a alto nivel en materia de seguridad, el mayor desafío para la gente de la calle, y vincular la cuestión de seguridad de Estado con la seguridad humana", explicó, por su parte, Robinson, quien se lamentó de que "en política se compartimenten tanto las estrategias". "Tenemos que hacer un mayor uso de nuestra voz para establecer vínculos con las mujeres sobre el terreno, que no están siendo escuchadas", concluyó.

Betty Bigombe, antigua negociadora de paz en el conflicto del norte de Uganda, defendió que las mujeres de la región sudanesa de Darfur deberían "sentarse en la mesa de negociación", porque ahora "quienes combaten son los que negocian, pero si entran ellas también se sientan a negociar los niños, los menos privilegiados".

Wallstrom explicó que los trabajos de la cumbre versan sobre "los cambios estructurales necesarios para dar voz a las mujeres en los procesos de toma de decisiones en materia de seguridad y avanzar en lo que podríamos llamar seguridad inteligente". La política sueca expresó su deseo de que todas las participantes contraigan el "compromiso personal de hacer todo lo que puedan para afrontar estos problemas", que afectan a "todas las áreas importantes: cambio climático, seguridad personal, terrorismo y pobreza".

Pensar colectivamente
La presidenta de la Conferencia Circumpolar Inuit, la canadiense Sheila Watt-Cloutier, puso el Ártico como un claro ejemplo de la amenaza que supone el cambio climático y de cómo puede afectar a los medios de vida y desarrollo de una sociedad, por lo que abogó por "concienciarse de que todos somos uno en este planeta y de que hay que pensar colectivamente".

Las mujeres líderes "somos gente de acción y estamos decididas a tomar medidas para aumentar la seguridad del ser humano", añadió la primera ministra de las Antillas Neerlandesas, Emily Saidy de Jongh-Elhage. "Ahora más que nunca, debemos entender el concepto de seguridad en un sentido global y reflexionar sobre de qué tipo de mundo queremos ser partícipes", agregó la política antillana, quien destacó que "muchas de las participantes tienen grandes ideas al respecto".

En ese sentido, Campbell señaló que participar en las discusiones que hasta el sábado tendrán lugar en Manhattan "es muy inspirador y refrescante, intelectual y espiritualmente, porque supone una aportación de ideas nuevas e innovadoras que uno luego puede aplicar en su trabajo diario". Con este encuentro, las "mujeres líderes" tratan de buscar "soluciones ingeniosas y alternativas al reto que supone la seguridad en su concepto más amplio" para luego intentar aplicarlas o buscar su difusión, explicó Sarah Sewall, experta en políticas de derechos humanos de la Universidad de Columbia (EEUU).

Preguntada sobre la diferencia que marca el que un país sea liderado por una mujer, Robinson comentó entre risas que "es la experiencia más enriquecedora a la que se puede someter" una nación. "Animaría a cualquiera de ellas a que dé la oportunidad de de que tanto hombres como mujeres la lideren".

Fuente: www.elmundo.es
17.11.07

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 814 personas.