Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 28 de marzo de 2008

Supermercados del futuro: carritos con GPS y huella digital para pagar

La clave del éxito está en personalizar la oferta para los colectivos emergentes: mayores, solteros e inmigrantes

 

Un día cualquiera. Pongamos un sábado, día dedicado a hacer la compra por muchos españoles. Llegará usted al súper y al principio verá colocados todos los productos de carga. Así, los artículos más pesados quedarán al fondo del carro. Antes, si va con niños, tendrá la opción de aparcarlos en una guardería con monitores. Seguimos. El carro, inteligente, le guiará hasta la zona gourmet o de lujo gastronómico. En su móvil ha recibido la promoción de ese producto que tanto le gusta y quiere aprovechar la oferta. Seguirá paseándose por la tienda, con lineales armoniosamente desordenados, e irá llenando su cesta de la compra, con algún dulce para el niño. Lleva gastados 45 euros. Su carro va sumando la cuenta. “¡Cómo están los precios!”, se dirá quizá en voz baja, porque todavía va por la mitad de la lista. Antes de llegar a caja, los frescos y congelados. Y a la salida pagará la factura con su huella digital y le llevarán la compra a casa, con rapidez y sin recargos.

Foto: www.gaceta.es

Ir a compra será un placer porque en el supermercado del futuro no habrá colas en las cajas que roben tiempo al comprador; estará bien iluminada, con colores cálidos y pasillos amplios y cortos. El establecimiento contará con la última tecnología, sin sofisticaciones, además de guarderías y zonas de descanso, tanto para mayores como para acompañantes a quien tirar del carro les resulte aburrido. La tienda del futuro dará más información al consumidor, con paneles orientativos en la entrada y monitores interactivos repartidos por el establecimiento anunciando las promociones del momento.

“El comprador quiere hacer una compra inteligente y rentable, pide calidad, pero no a cualquier precio, y desea encontrar variedad y los productos que busca”, explica Josep Montserrat, director del estudio Demandas del comprador del futuro, realizado por TNS WorldPanel y presentado en Alimentaria 2008.

La tienda del futuro propone ideas aptas para supermercados y grandes superficies, pero también para tiendas de proximidad. Las aspiraciones de este comprador no están a años luz, sino que el estudio sitúa el horizonte de 2012 para empezar a disfrutar de las novedades que harán de la compra una actividad lúdica. Aun así, hoy existen cadenas innovadoras, como la alemana Edeka (huella digital) o la catalana Supermercats Pujol, con guardería y cestas de la compra personalizadas para el comprador con poco tiempo.

Una tienda para cada cliente

La clave para desbancar a la competencia es tener una tienda para cada cliente. El gasto en alimentación de una familia en España representa el 19% del total del presupuesto —en países como Polonia es el 25% y en Alemania el 15%—, y el estudio pone de relieve que los compradores destinan cada vez menos tiempo y dinero a llenar la cesta de la compra. Además, cada vez los consumidores irán menos veces a hacer la compra y de aquí a 2012 se prevé una reducción de hasta 125 millones de actos de compra, lo que supone menos “ocasiones de convencer a un cliente”, según Montserrat. Ahora, el tiempo medio destinado a comprar es de 59 minutos cuando se hace en un hipermercado y 22 minutos en un supermercado.

Ante esta realidad, la solución está en una oferta personalizada, con incidencia en los colectivos emergentes: gente mayor, hogares unipersonales e inmigrantes. A día de hoy, uno de cada diez españoles es de origen extranjero. Además, la inmigración ha aportado el 78% del incremento poblacional español experimentado entre 2002 y 2008. Al mismo tiempo, la pirámide poblacional española está dejando de ser pirámide para adquirir forma romboidal. El envejecimiento de la población es el resultado de la mejora de la esperanza de vida y de una baja natalidad. En la actualidad, el 21,7% de la población es mayor de 60 años y la proyección para 2050 es que este segmento de seniors llegue hasta un porcentaje del 39%.

En este sentido, el informe de TNS recomienda diseñar una tienda que tenga en cuenta que en 2050 España contará con la población más envejecida del mundo —las zonas de descanso y los accesos fáciles serán claves—, además de la creciente moda de los singles (solteros), con o sin hijos, y separados. En 2002 se contabilizaron 2,9 millones de hogares unipersonales y en 2012 se prevé que éstos superen la cifra de cuatro millones.

Las conclusiones del estudio quieren servir de aviso a la industria de la alimentación española, desde fabricantes a distribuidores. “El comprador se aburre y los hábitos están cambiando”, concluye el informe.

Evolución del consumo

Junto a todo esto, hay que tener en cuanto cuál será la evolución del consumo. El texto señala que el enfriamiento económico previsto a dos años vista, tanto en la Eurozona como en Estados Unidos, apunta a una muy probable reducción de la renta disponible para el consumo en el futuro. Según las previsiones, el mercado de la alimentación consumida en el hogar para el período 2007-2012 crecerá a precios corrientes un 17,6%.

La estimación habla de crecer en el próximo lustro cinco puntos por debajo del crecimiento experimentado a lo largo de los últimos cinco años. Es en este contexto de incertidumbre donde las estrategias que adopte la distribución para afrontar el futuro resultarán un elemento clave de éxito.

Fuente: www.gaceta.es
21.03.08

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 4273 personas.