Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 27 de febrero de 2006

Santiago Bernabéu: el primer estadio telegestionado del mundo

Es el Bernabéu, que ha hecho de la modernidad su bandera

 

Muchos estadios del mundo presumen de tenerlo todo bajo control, pero pocos, muy pocos, lo hacen a toque de un click, desde un ordenador.

En la UCI (Unidad de Control Integral) se ha instalado esta temporada el más avanzado sistema de telegestión, gracias al cual se realiza el control remoto de la iluminación, los ascensores, las escaleras mecánicas, la cubierta móvil, la distribución del agua, la calefacción, etc. Existe un control absoluto de todo lo que está sucediendo en el Bernabéu… Y ahora también en la Ciudad Real Madrid.

Foto: David R. Anchuelo y Daniel Sastre (Real Madird)

La UCI se encuentra situada en el cuarto anfiteatro Lateral Este del Santiago Bernabéu. Hasta ahora, desde aquí se controlaba tanto el control de accesos como la megafonía del estadio. Pero a partir de esta temporada, Johnson & Controls, empresa puntera en este tipo de instalaciones, ha desarrollado un sistema de telegestión para visualizar datos y manipular de una forma remota los diferentes parámetros de la instalaciones.

Así, se gobierna desde la calefacción por suelo radiante del césped, a la sala de calderas, que alimenta de agua caliente sanitaria al vestuario, o la cubierta móvil del Lateral Oeste, o la iluminación del terreno de juego... Ahora, desde un Pc, se gestiona todo y se visualizan datos como la temperatura exterior, la velocidad y dirección del viento, o cualquier alarma... En resumen: Todo. Veámoslo.

ALARMAS

Con este sistema implantado por Johnson & Controls también se consigue detectar las alarmas de cualquier punto de las instalaciones, tanto en el Estadio Santiago Bernabéu como en la Ciudad Real Madrid. Cuando surge algún problema, el sistema detecta dónde ha ocurrido y cómo solucionarlo.

CONTROL DE INCIDENCIAS

En el centro de control hay una persona pendiente exclusivamente de todas las incidencias que se producen en un partido, desde las provocadas por las aperturas de las puertas, a temas de seguridad de Cruz Roja, hasta una persona que tenga un problema con su abono, por tener tres ejemplos. Instalaciones, megafonía, control de accesos... La telegestión representa el control absoluto de todo lo que está ocurriendo.

ALUMBRADO DEL ESTADIO

Vayamos por partes. Con la telegestión se controla el alumbrado del terreno de juego. Antes eran necesarios dos electricistas que tenían que ir hasta el centro de transformación, a “levantar automáticos”. Ahora todo se manipula desde el ordenador. El operador, o Data-Control, supervisa los diferentes encendidos/apagados y los consumos que está teniendo el partido.

El proyecto de iluminación del estadio se diseñó para diferentes niveles de iluminación: Nivel de entrenamiento, nivel de competición, nivel de televisión UEFA, nivel de televisión de alta definición… En función a las necesidades del partido, hay diferentes cuadros eléctricos, que alimentan a diferentes grupos de focos.

En un partido como el de Champions ante el Arsenal, el consumo se eleva hasta los 800 kilowatios (cuando se cambiaron los proyectores del Mundial 82 se redujo el consumo, que antes ascendía a los 1600 kilowatios). Gracias a la telegestión se regula la intensidad y el consumo. La iluminación del campo está repartida en dos centros de transformación, con una potencia de 400 Kw. Si algún día se fuera la luz en uno de ellos, el otro podría asumir el 50% del consumo.

CONTROL DEL AGUA

Con dicho sistema también se controlan los grupos de presión del Estadio, que alimentan de agua fría sanitaria a todos los aseos, a las oficinas, a los vestuarios y a los palcos VIPS y al sistema de riego del campo.

Este sistema ofrece multitud de información pormenorizada, incluso define las presiones del agua del Canal de Isabel II que entra en el estadio. Resulta curioso comprobar en el ordenador cómo aumenta el consumo y disminuye la presión de red en los momentos fuertes del partido, por ejemplo antes del comienzo del partido o en el descanso.

En la pantalla principal se monitorizan los parámetros más importantes del partido. Nos dice la presión de agua que entra por la red principal, en el descanso baja de 6 kilos a 1,5, debido a la demanda que hay durante el partido. El club posee informes históricos de los partidos. Se puede conocer el consumo de agua en cada minuto. En el descanso del partido del Valencia, por ejemplo, se habían consumido 30.000 litros, mientras que en el Zaragoza (también de Liga) fueron 21.000 litros.

LA CUBIERTA MÓVIL

Otra de las ventajas de este control centralizado de las instalaciones es que permite ordenar la apertura y cierre de la cubierta móvil del lateral oeste, en función a diversos parámetros, siendo los principales la velocidad y la dirección del viento. A partir de los 14 m/s., no se puede desplegar. Igual que sucede con la calefacción de las gradas, el programa detecta cuando no se puede encender el sistema.

La intensidad del viento se mide con un aparato llamado anemómetro, mientras que una veleta mide la dirección. Ambos aparatos están instalados en la cubierta del estadio, en el punto más alto. Los vientos predominantes sobre el estadio son de NO a SE, y la consigna es que cuando la intensidad supere los 14 m/s, el sistema impida que se despliegue la cubierta. El avance conseguido con la telegestión es tremendo: antes de su instalación, una persona tenía que subirse a la cubierta, anemómetro en mano, y transmitía por el walkie los parámetros demandados. Se tarda unos cuatro minutos en desplegar la cubierta.

 
ESCALERAS MECÁNICAS

Con la telegestión se regula el tráfico de las escaleras mecánicas, organizando el flujo de las personas. Desde aquí se activan las 32 escaleras mecánicas que hay distribuidas por las cuatro torres (nueve tramos en las Torres A y B, y otros siete tramos en la C y D). Con un clic, funciona todo.

Las escaleras se encienden en sentido ascendente antes del partido, y se activan en sentido descendente a partir del minuto 15 de la segunda parte. Todo se visualiza a través de los monitores. Ante cualquier incidente se paran automáticamente. Si surge cualquier problema, dos técnicos están atentos de los avisos que se les dan desde la U.C.I. La telegestión también gobierna los ascensores panorámicos, y los ascensores de los torreones.

 
CLIMATIZACION DEL ESTADIO

Foto: David R. Anchuelo y Daniel Sastre (Real Madrid)El día antes del partido, los técnicos de mantenimiento comprueban que todo esté preparado en los palcos del estadio. Emplean unas seis horas. Es una labor compleja, porque hay que ir revisando máquina por máquina, y son más de 200. La gama de colores en la pantalla indica la temperatura a la que está cada palco. Cada gráfico nos da información de la máquina, su temperatura de impulsión, temperatura de retorno, tanto por ciento de apertura de batería de calor o de frío, si el filtro está limpio, etc.

La producción de frío-calor se encuentra en las cubiertas de las torres, desde la U.C.I. se visualiza la temperatura de impulsión del agua caliente, a qué temperatura retornamos, qué ocurre en la caldera, etc.

SOBRE EL CESPED, CONTROL DEL RIEGO Y LA CALEFACCIÓN

Desde el sistema de telegestión se gobierna también el riego del estadio. El Estadio cuenta con dos depósitos de 24 m3 que almacenan agua, y están situados cerca de la sala de calderas. También gestiona la calefacción del terreno de juego, que funciona cuando la temperatura exterior desciende de los 8 ºC. No se busca calentar el césped, se pretende que no esté duro y evitar su congelación.

Foto: David R. Anchuelo y Daniel Sastre (Real Madrid)

UNA OBRA PIONERA

Ya hemos comentado que el programa está diseñado por Johnson Controls, una de las empresas más prestigiosas especializadas en Sistemas de control. Y emplea el más moderno software para el control automático o remoto de todas las instalaciones del club.

La telegestión de instalaciones es algo pionero, desde el punto de vista de un Club de Fútbol, no así en otros sectores donde lleva tiempo implantándose, sin embargo, en el mundo del fútbol es inusual. Existe en algún otro estadio en España y Europa, pero sólo se gestiona la iluminación y el control de instalaciones eléctricas. La telegestión del Estadio Santiago Bernabéu y de la Ciudad Real Madrid es mucho más compleja, porque aquí se añaden múltiples instalaciones, la cubierta móvil, ascensores, escaleras mecánicas, calefacción de gradas y palcos, etc., abastecimiento de agua, E.D.A.R.

Esta obra representa una gran economía de esfuerzos para los operarios del Real Madrid. Al margen que se han reducido trabajos, ahora se tiene un control absoluto y se sabe lo que ocurre en todo momento, en el instante en el que se produce, dónde, la causa y la posible solución.

Las posibilidades de este sistema son ilimitadas. Se comenzó a utilizar a principios de esta temporada, y ahora está al 85% de su capacidad. En un día de partido como el del Arsenal, en la UCI trabajarán unas 6 personas, dos del Departamento de Tecnología y Sistemas, una persona del Departamento de Operaciones otra del Departamento de Eventos, una persona de mantenimiento, y un responsable del Departamento Técnico de Infraestructuras.

Todo son ventajas con este sistema. Es determinante a la hora de detectar alarmas o incidencias y de solucionarlas. Implica un ahorro de energía importante, porque se pueden controlar los gastos históricos y podemos optimizar los consumos de iluminación, de climatización, consumos de agua, etc.

Son ventajas económicas y de ingeniería, pues aunque siempre necesitarás al técnico que necesariamente arregle la avería, se ahorrará tiempo para encontrarla. Se reducen los costes de mano de obra y energéticos. Además, la fiabilidad, la seguridad y detección de alarmas es máxima. Resumiendo, un gran avance... en el que el Real Madrid vuelve a ser pionero.

TELEGESTIÓN DE LA CIUDAD REAL MADRID

La última novedad es que desde hace apenas un mes, el Departamento de Sistemas del Real Madrid ha conseguido que también se gestione la Ciudad Real Madrid desde un puesto de control en el Estadio, a pesar de los 15 kilómetros de distancia que las separan.

En la Ciudad Real Madrid, el control no se realiza únicamente en días de partido. Existe un técnico con la misión de realizar el control diario de todas las instalaciones, desde la climatización de vestuarios, oficinas, gimnasios, hasta la E.D.A.R. (Estación Depuradora de Aguas Residuales) pasando por la instalación de energía solar térmica y los grupos de presión para el riego, etc.

Fuente: www.realmadrid.com 
Reportaje de Javier Palomino
Fotografías de David R. Anchuelo y Daniel Sastre

Suplemento Temático: Seguridad en Eventos Deportivos

Esta noticia ha sido vista por 23061 personas.