Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 5 de mayo de 2008

La bombera de Madrid

La primera mujer del cuerpo de Bomberos municipal ya está realizando el curso de formación, y cuando lo apruebe podrá conducir un camión de emergencias. Su llegada también es el primer paso para modernizar los parques

 

Es rubia, alta, fuerte y mujer. Nada fuera de lo normal si no fuera porque es la primera bombera en formación con la que cuenta el Cuerpo municipal de la ciudad de Madrid. Su entrada se produjo gracias al cambio en la ordenanza que establece el Ayuntamiento de Madrid en las marcas mínimas que tiene que superar cualquier aspirante a apagafuegos.

Ella fue la primera, aunque otras mujeres que se presentaron a estos exámenes se quedaron en el camino, sobre todo en las pruebas físicas exigidas. En su momento, la Concejalía de Seguridad y Movilidad barajó las dos posibilidades que hay para oficializar esta discriminación positiva: marcas físicas diferentes para hombres y para mujeres, o bajar algunos niveles en las pruebas para «bombero especialista» o «bombero conductor», la especialidad que ha escogido la primera mujer en esta plantilla.

Foto: El Mundo

En su momento, el Consistorio consideró que no podían establecerse dos pruebas con marcas diferentes según el sexo porque iba a resultar muy difícil vender a la ciudadanía que un bombero o una bombera pudieran presentar una respuesta diferente según su mínimo exigido.

Quejas

Además, muchos hombres ya venían quejándose de que el nivel establecido para coger una manguera era excesivamente duro. De ahí que la opción que eligió la Concejalía fuera la de establecer unos mínimos más bajos que han permitido, de inicio, que una mujer esté ya realizando el curso de formación para ser bombera conductora.

El camino que ha recorrido esta mujer es muy largo, pero no ha terminado todavía. Por eso, a punto de entrar en este cuerpo de elite, la aspirante a conductora de camiones no quiere hacer declaraciones hasta que tenga su despacho (como la placa de los policías).

Esta oposición municipal consta de cinco partes: una psicotécnica, otra de conocimientos específicos y generales, pruebas técnicas, otras de oficio y la realización de un curso de 800 horas que tiene que ser superado. Sólo entonces el o la aspirante recibe el despacho de bomberos.

La nueva miembro de este cuerpo está ahora precisamente realizando el curso específico, pero todo el mundo es consciente de que su entrada en los parques de bomberos va a provocar algo más que un cambio en el lenguaje. Para empezar ya habrá que hablar de bomberos y bomberas. Compañeros y compañeras. Hombres y mujeres pero también de baños para chicas y baños para chicos.

En la Comunidad de Madrid ya hay

Es la primera vez que pasa en el Cuerpo municipal de Bomberos pero no en el regional, donde ya hay varias mujeres, debido también al cambio en las normativas que establecen los exámenes oficiales. Por todo, el Ayuntamiento prepara una transformación física en todos los parques de bomberos para adecuarse a la aparición de un nuevo sexo de bomberos. En muchos casos, se tratará únicamente de una redistribución del espacio, pero en otros implicará un cambio en la estructura del edificio.

Por ahora, sólo habrá que esperar unos meses para que la nueva conductora de coches de bomberos se ponga el casco y salga a cubrir una emergencia. Como una trabajadora más, pero con una barrera menos para que las mujeres lleguen a todos los puestos de trabajo de la sociedad.

Fuente: www.elmundo.es
28.04.08

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 2478 personas.