Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 23 de mayo de 2008

De refugio antiaéreo a atracción turística

Almería recupera la ciudad subterránea de Guillermo Langle

 

Los refugios antiaéreos de Almería son un conjunto de galerías y espacios subterráneos, de 4,5 km de longitud, construidos entre 1937 y 1939 según el proyecto del arquitecto Guillermo Langle, que sirvieron para proteger de los bombardeos a los 40.000 habitantes de la ciudad de Almería durante la guerra civil.

Existen otros refugios cuyo origen es similar a los de Almería, aunque sólo han llegado a nuestros días pequeños tramos de escasa superficie. En Europa los más relevantes son los de Berlín y Londres, que se construyeron durante la segunda guerra mundial.

En España algunas ciudades, además de Almería, también acometieron la construcción de refugios subterráneos. Algunos de los ejemplos más conocidos son los de Barcelona o Cartagena. En todos estos casos los refugios se plantean como galerías subterráneas que permiten el acceso a un espacio más amplio para alojar a los ciudadanos. Sin embargo, los de Almería, además de conservarse prácticamente en su totalidad, son una auténtica ciudad subterránea de supervivencia. Están conectados mediante galerías y cuentan con servicios fundamentales, como quirófano con sala de espera, botiquín y sala de curas, áreas de almacenaje y de descanso.

Los refugios de Almería se realizaron para poder ir de un lado a otro de la ciudad a través del espacio subterráneo, por lo que sirven de tránsito o para permanecer en ellos, gracias a los espacios habilitados, como los bancos corridos que se encuentran en los laterales de los pasillos.

El trazado y ejecución de los refugios de Almería responde a un proyecto unitario dirigido por Guillermo Langle, defensor de una arquitectura racional, realizando edificios con una visión más pragmática sobre sus usos y necesidades, una manifestación social de la arquitectura que enlaza con el pensamiento y las ideas que originaron muchas de las excelentes obras del movimiento moderno.

Algunas de las galerías de los refugios disponen de luz eléctrica. Se han localizado puntos de agua potable y sanitarios de la época. Los sistemas de ventilación y los elementos de protección contra avalanchas y ondas expansivas completan el conjunto de características que hacen de estos refugios singulares y marcan la diferencia sobre los demás, siendo la obra arquitectónica más importante del siglo XX en la ciudad de Almería.

Obra singular
Estos refugios antiaéreos son los únicos de Europa abiertos al público. Su reapertura responde al deseo de ofrecer a los visitantes la posibilidad de ver un espacio que fue construido para proteger vidas humanas, en recuerdo de lo que nunca debería haber ocurrido, rescatando del olvido elementos histórico-patrimoniales que son parte de la cultura, las vivencias históricas y el pasado. Destaca de estos refugios su magnífico estado de conservación y su importancia arquitectónica: el sistema de ventilación y el diseño que fue realizado para amortiguar la onda expansiva.

Fuente: www.cincodias.com
18.05.08

Esta noticia ha sido vista por 1906 personas.