Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Miercoles, 2 de julio de 2008

Macrojuicio para reclamar 200 millones de indemnización por el incendio del Windsor

Ason (El Corte Inglés), Deloitte, Prosegur y sus seguros dirimirán sus responsabilidades ante el juzgado civil número 58 de Madrid.

 

La responsabilidad penal por el incendio del emblemático edificio madrileño Windsor ya quedó depurada, según la Audiencia Provincial, al no encontrar culpables. Comienza ahora una lucha titánica entre las partes implicadas (Ason, Deloitte, Prosegur, Picadillo Alcarreño S.L. y sus respectivas aseguradoras), para averiguar cuál de ellas es la responsable civil y, por tanto, la que pagará las indemnizaciones por los daños y perjuicios sufridos, que ascienden a 200 millones de euros.

Todas ellas han presentado ya su demanda ante juzgados madrileños de primera instancia, lo que significa que se han iniciado siete procesos, en los juzgados número 59, 18, 50, 44, 37, 46 y 58. De momento, todos los procedimientos están parados hasta que se resuelva la acumulación de procesos, es decir, que sea un solo juez, en una única sentencia, el que resuelva sobre las distintas responsabilidades por el incendio. Con esta técnica procesal se pretende evitar sentencias contradictorias sobre el mismo asunto en liza.

Grafico: www.negocios.com

Según la Ley de Enjuiciamiento civil, el juzgado competente para decidir es el más antiguo, esto es, aquel en el que se presentó la primera demanda. Según fuentes jurídicas, le correspondería al juzgado número 58, porque en febrero de 2007 Picadillo Alcarreño, S.L. interpuso una reclamación contra Ason, cuando todavía estaba vivo el proceso penal.

Las demás partes esperaron a que se cerrara esta vía para interponer las reclamaciones en lo civil. Según ha podido saber La Gaceta, Ason y Prosegur han solicitado la acumulación de los procesos en el juzgado número 58, que deberá resolver próximamente en un auto si acepta la petición. No obstante, el juzgado donde la tramitación procesal está más avanzada es el número 37, ya que la audiencia previa de Ason contra Deloitte y Prosegur está prevista para el 17 de noviembre.

La peculiaridad de este macroproceso es que todos los implicados demandas y son demandados, excepto la empresa de seguridad Prosegur, que no demanda a nadie porque no sufrió perjuicio alguno y, en cambio, es reclamada por todos por no sofocar el incendio a tiempo.

Según fuentes jurídicas, en los últimos meses las principales partes implicadas han mantenido varias reuniones con el fin de llegar a un acuerdo extrajudicial. El resultado de los contactos resultó fallido, al no ponerse de acuerdo los letrados, ya que ninguna de las partes se sentía responsable del incendio. La demanda que solicita mayor cuantía indemnizatoria es la presentada por Allianz y MAPFRE (aseguradoras de daños del edificio Windsor) contra Deloitte y Prosegur, que asciende a 90 millones de euros.

La sorpresa de Picadillo Alcarreño, S.L.

Picadillo Alcarreño, S.L. fue constituida el 8 de noviembre de 1996, con un capital social de 291.490,01 euros y con un total de 14 empleados. Su objeto social es la explotación de negocios o establecimientos del ramo de la hostelería, cafeterías, pubs, bares, etc.

Una de sus cervecerías se llamaba Pan y Pica. El resultado del último año 2006 arrojó un beneficio de 22.965,05 euros. Así las cosas, Picadillo Alcarreño fue uno de los locales que sufrió daños por el incendio del Windsor, al encontrarse en sus inmediaciones. Parece ser que ningún abogado de las partes implicadas conocía la existencia de la demanda que interpuso esta entidad en febrero de 2007, hasta que no se ha solicitado la acumulación de procesos. Lo cierto es que ha condicionado el procedimiento.

Fuente: www.negocios.com
27.06.08

Especial: Torre Windsor

Esta noticia ha sido vista por 3265 personas.