Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 26 de agosto de 2008

El Ministerio de Defensa facilita a los soldados profesionales el paso a la seguridad privada

Gracias al convenio entre el Ministerio y la patronal, el sector espera cubrir parte de las 20.000 plazas libres que se ofertan

 

El sector de la seguridad privada debe de ser uno de los pocos hoy, en España, que no sólo no despide trabajadores, sino que los necesita imperiosamente. Lleva una década creciendo a una media cercana al 7% anual, y tiene 20.000 plazas vacantes, según el último informe presentado por la patronal, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser). En el mismo informe, hecho público en diciembre de 2007 —y donde ya se apuntaba la “desaceleración” que sobrevendría en 2008—, Aproser explica que la falta de mano de obra se debe, entre otras causas, “a un proceso de habilitación excesivamente burocrático, así como a una legislación excesivamente estricta”. Pero si alguien puede vencer las trabas legales, ese es el propio Estado. Así, el pasado 5 de agosto se conocía el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Defensa y Aproser para hacer posible la incorporación al sector de la seguridad privada de militares profesionales que consideren terminada su carrera en las Fuerzas Armadas Españolas (FAS). El convenio de colaboración, negociado durante el pasado mes de junio, establece los cauces precisos de este trasvase de personal. Defensa decidirá las prioridades sobre el personal y sobre las zonas de actuación, de ámbito nacional.

El convenio se dirige preferentemente a profesionales de tropa y marinería con, al menos, cinco años de servicio en las FAS. Lo normal será que accedan a vigilantes los militares con rango de soldado, cabo, cabo primero y hasta cabo mayor, máxima graduación que un recluta puede alcanzar en cinco años. EFE

Aproser se compromete a “identificar las empresas de su asociación con puestos de trabajo susceptibles de absorber al personal militar de tropa”; ofrecer cada mes al Ministerio dichos puestos disponibles; e informarle semestralmente acerca de los militares contratados. Por su parte, Defensa deberá “facilitar la participación de los candidatos en las acciones de orientación y formación previstas y en las pruebas convocadas” dentro del proceso de habilitación, que depende de Interior; y gestionar las autorizaciones necesarias para las actuaciones y los permisos de los militares seleccionados en los programas de salidas profesionales. Es decir, que el Estado promete allanar la burocracia con que hasta ahora tropezaban los aspirantes. Una comisión velará por el cumplimiento de estas condiciones. El convenio ya está en vigor, aunque aún no se han registrado solicitudes: “Lo estamos implantando todavía en las distintas comunidades”, dicen desde Aproser.

 

Fuente: www.lagaceta.es
19/08/08

Noticias relacionadas:
* Las empresas de seguridad privada solicitan reclutar personal en Iberoamérica (16/02/06)
*
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentencia que la Ley española de Seguridad Privada discrimina a empresas extranjeras (15.02.06)
* Más vigilantes privados que Policía y Guardia Civil (01.02.06)
* El Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) contrata seguridad privada para evitar ocupaciones ilegales de sus viviendas (14.12.05)
* La seguridad privada pide contratar a inmigrantes (27.07.05)
* El Ministerio de Defensa espera reclutar a 2.000 militares extranjeros a lo largo de 2005 (01.06.05)
*
El Ministerio del Interior estudia que los inmigrantes puedan ser vigilantes privados (24.05.05)
* El sector de seguridad demanda profesionales bien preparados (12.04.05)
* Buscando reclutas desesperadamente (11.04.05)
* 20.000 soldados profesionales se dieron de baja entre 2003 y 2004 (01.02.05)

 

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1968 personas.