Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 21 de noviembre de 2008

La Unión Europea rectificará y no impondrá el escáner que "desnuda"

«Daremos un paso atrás para dar dos hacia delante», dice un funcionario. Bruselas quiere eliminar la prohibición de líquidos en los aeropuertos

 

No habrá peep show en los controles de seguridad. La Comisión Europea dará marcha atrás y retirará su propuesta de extender los polémicos escáneres que desnudan por los aeropuertos europeos a partir de 2010. Así lo han avanzado a El Mundo fuentes próximas al comisario de Transportes, Antonio Tajani, tras el varapalo de la Eurocámara a su plan para radiografiar milímetro a milímetro a los pasajeros y comprobar si ocultan armas, explosivos o droga bajo la ropa interior. «Nos vamos a tomar un tiempo para estudiarlo mejor», anunciará Bruselas en breve.«Daremos un paso atrás para luego dar dos hacia delante», advierte un alto funcionario, aunque la nueva propuesta ya no se presentará antes de 2010. Tajani sabe que, a menos de siete meses para las elecciones europeas de junio, sus antiguos colegas eurodiputados ya han entrado en campaña electoral y no dejaran escapar la más pequeña oportunidad de «montar un escándalo».

Ya lo hicieron hace un mes en Estrasburgo, a pesar de que el comisario les prometió que los viajeros podrían negarse a que la policía les borre la ropa a golpe de onda electromagnética en menos de 10 segundos y pedir que les cacheen manualmente, a lo tradicional. Las radiografías no se podrían almacenar y se borrarían inmediatamente, y los genitales de los viajeros «se taparían o difuminarían» en la pantalla controlada por los agentes, insiste la Comisión. Pero aun ofreciendo esas garantías para proteger la privacidad, el Ejecutivo comunitario no ha logrado evitar que la Eurocámara le acuse de «amenazar los derechos fundamentales» imponiendo una «tortura moderna» y un «abuso de poder» en forma de «peep show» que «empujará a los europeos hacia el euroescepticismo».

Bruselas exhibe encuestas que le dan la razón, con una contundente mayoría de pasajeros a favor de unos escáneres corporales que también piden las aerolíneas y los aeropuertos: los controles de seguridad serían más rápidos y los viajeros tendrían más tiempo para gastar en el duty free.

Pero Tajani no insistirá, dejará que sea el próximo Gobierno de la Comisión quien vuelva a poner la controvertida propuesta sobre la mesa e impulse una medida mucho más popular: poner fin a las restricciones de embarcar con líquidos en el equipaje de mano. Bruselas suprimirá la prohibición de subir a la cabina del avión envases de más de 100 mililitros en 2010, porque las máquinas de rayos X ya permitirán diferenciar un explosivo líquido de una botella de agua mineral, de un biberón o de una medicina.

No homologar a nivel comunitario los escáneres que desnudan, que cuestan unos 75.000 euros y ya espían a los viajeros en Londres Heathrow o Amsterdam Schipol, no significa que algunos aeropuertos no decidan imponerlos de todas formas. La Comisión da un paso atrás, pero no los Gobiernos de los Veintisiete, que seguirán haciendo lo que quieran.

Fuente: www.elmundo.es
19/11/08

Suplemento Temático: Seguridad en el Transporte

Esta noticia ha sido vista por 685 personas.