Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 11 de diciembre de 2008

Curso "Yomango"

«YouTube» es un pozo de sorpresas: en la polémica página web hay colgados vídeos que son verdaderos cursillos «on line» sobre cómo robar en supermercados, trucar máquinas de refrescos o utilizar cabinas telefónicas sin pagar ni un céntimo

 

«Yomango» es el nombre de una página web que ya no existe. En ella, se recogían mil y un trucos para robar en comercios sin ser pillados. Ahora, «YouTube» le ha tomado el relevo.

Son numerosos los vídeos colgados en ese portal donde se especifican las más variopintas maneras de hurtar, trucar máquinas expendedoras o cualquier cosa por el estilo que sirva para hacerse con algo sin pagar un solo chavo.

«CURSO YOMANGO. Sencillas, prácticas y amenas lecciones para LLENAR TU NEVERA GRATIS». Éste es el reclamo de uno de los vídeos que pueden visionarse. No tiene desperdicio. En sus cuatro minutos y veinte segundos de duración, un grupo de amigos barceloneses, con un bebé encima incluso, propone: «¿Vamos a hacer la compra?». Y vaya si la hacen, aunque lo de «compra» sea sólo una manera de hablar.

Siguiente escena: exterior de un comercio, con el rótulo sobreimpreso en pantalla: «Objetivo, supermercados». Y para dentro que van. «Llena tu nevera ¡gratis!», animan al internauta. Jordi y Jaime anuncian: «El menú de hoy va a consistir en pasta fresca». Rico y barato, sí señor.

Cómo arrancar un «pita»
Y comienzan las instrucciones: «Primero lo meto todo en la cesta»: los macarrones, queso parmesano, la salsa para aderezar la pasta... Y un poco de charcutería envasada. ¡Atención!, nos señalan: «Pita», y un círculo rojo indica dónde se encuentra la etiqueta de seguridad. Es el comienzo de una de las lecciones: «Los pitas». Jaime, con bastante poco disimulo, por no decir que ninguno, arranca con las uñas las etiquetas-alarma.

Pero una buena comida italiana no es nada sin un buen vino tinto. La botella, advierten, lleva dos «pitas» con su correspondiente circuito, al igual que una bandeja de carne que se llevan de una de las cámaras frigoríficas.

Lección tres: las cámaras de videovigilancia. «Como los de seguridad están a lo que están, a pintar la mona», se mofan. Y burlan los controles. Llega el siguiente consejo: «Usa tu cuerpo». Y atención con la recomendación: «Sobre todo es muy importante que tus movimientos sean muy orgánicos»... Y comida al bolsillo, dentro de la cazadora, en la bandolera... Cualquier sitio vale.

«Y ahora vamos a pillar una botellita de vino, para lo cual es importante desabrocharse la camisa», indica otro de los actores del vídeo. Después de explicar en lo que consiste la «dieta de la anchoa» -básicamente, en robar latas de anchoa, que caben en cualquier sitio-, nos muestran el «botín», que es como llaman a lo que han robado: botellas de vino, pasta, bandejas de carne, de paté, salsa boloñesa, queso parmesano... No falta ni un detalle.

Pero «YouTube» da para más: cómo robar en una cabina de teléfonos, cómo robar refrescos de una máquina expendedora e, incluso, cómo robarle a alguien la contraseña de su «Messenger»... Hasta un señor mayor, con su boina y todo, hace de actor en uno de los vídeos.

Hay también trucos sobre cómo abrir maletas (ajenas) con sólo un lápiz o cómo abrir un candado sin llave. Pero ningún vídeo explica cómo evitar tanto cursillo en la web.

Fuente: www.abc.es
07/12/08

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 4336 personas.