Ver Suplemento Temático...


Seguridad Alimentaria y Protección Biotecnológica.
Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 30 de abril de 2009

¿Está preparada su empresa para frenar una pandemia?

Plan de medidas básicas para garantizar la continuidad de las compañías

 

El planeta no está en cuarentena. Sólo se han activado las alarmas. Pero en un mundo globalizado como el actual, una pandemia de gripe porcina no es una posibilidad remota. El virus ha saltado a Europa como brincan las liendres. Sin miramientos.

Foto: Cinco Días

Por eso, las empresas, y no sólo los ciudadanos, deben estar alerta. ¿Ha identificado ya los riesgos que una emergencia representaría para su negocio? Es el momento de hacerlo.

El Ministerio de Sanidad cuenta con un protocolo de actuación dirigido a las empresas, una adaptación del que redactó en 2007 el Departamento de Salud de la Administración americana. Entre las recomendaciones básicas menciona la identificación de los riesgos y las personas críticas para el proceso de fabricación (y las más difíciles de reemplazar), el diseño de una organización paralela para hacer frente a la crisis asociada, la valoración de los recursos adicionales necesarios para garantizar la continuidad de las actividades y la revisión de los seguros. ¿Tiene su compañía identificados los documentos esenciales de la sociedad (acta fundacional, documentos bancarios y auditorías, contratos y acuerdos, préstamos, planos e inventarios o lista de proveedores) y las personas responsables de acceder a ellos en caso de que el virus haga estragos en la oficina?

A lo largo de la historia, las pandemias de gripe se han producido sin que los países tuvieran apenas tiempo para prepararse para afrontar el aumento súbito de casos y la alta mortalidad que se produce en esas circunstancias. Las tres pandemias del siglo pasado provocaron importantes trastornos sociales y económicos. La situación actual es distinta. El mundo está sobreaviso. Pero el riesgo no es cero, tanto por los cambios que ha experimentado la epidemiología de la enfermedad en el ser humano y en los animales, como por la mayor distribución geográfica del virus, que conlleva un mayor riesgo de exposición del ciudadano.

Las autoridades aconsejan como primera medida designar un coordinador y un equipo de respuesta en caso de que se declare la crisis, también es fundamental determinar qué áreas, qué empleados y qué productos y servicios son decisivos para la continuidad societaria. En este contexto es necesario determinar la forma de transferir conocimientos importantes a los empleados claves y preparar a cierto número de trabajadores para que puedan asumir diferentes cargos y funciones. Incluso estudiar la posibilidad de incorporar personal jubilado.

El análisis económico de la pandemia resulta imprescindible. Cuantificar el impacto del problema en las finanzas de la sociedad y en las diferentes líneas de producción, revisar los seguros para garantizar que cubren este tipo de daños y determinar el posible impacto que tendría la implantación de un cordón sanitarios en oficinas y factorías. En este apartado es aconsejable conocer la repercusión en los viajes profesionales de acciones como la cuarentena o el cierre de fronteras.

No está de más establecer reglas para modificar la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona, como apretones de manos, reuniones o distribución de las mesas de trabajo en la oficina. No sólo entre los empleados, también con los clientes. Y se recomienda permitir que éstos puedan tener acceso a los servicios y productos sin tener que acudir físicamente al negocio.

En el plan de contingencia diseñado por el Ministerio de Sanidad también se menciona la necesidad de fijar mecanismos para que los empleados puedan trabajar desde casa o tener un horario flexible, con turnos escalonados. Por último, establecer un plan de comunicación interno eficaz para evitar que los rumores se extiendan entre la plantilla y baje la productividad.


Lecciones del siglo pasado


Alarma económica.
Las lecciones aprendidas de pandemias pasadas –1918, 1958 y 1968– podrían ayudar a reducir la amenaza actual, dijo ayer Barry Bloom, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Y aconsejó seguir las recomendaciones más básicas, como extremar la higiene y evitar el contacto cercano con los enfermos. Una pandemia de gripe similar a la de 1918 podría matar a 71 millones de personas y acentuar la recesión mundial, con un coste de más de 3 billones de dólares, según el peor pronóstico publicado por el Banco Mundial.

Cambio de nombre.
La Comisión Europea insistió ayer en que los casos de gripe porcina en humanos no tiene que ver con el consumo de carne de cerdo (no se ha encontrado ningún puerco enfermo con la cepa) y abogó por cambiar el nombre de la enfermedad para evitar un estancamiento de la producción de porcino. El nombre más lógico sería gripe norteamericana, una denominación basada en su origen geográfico. De la misma manera que el virus de 1918, que causó más de 50 millones de muertes, se denominó gripe española.

Emergencia.
En caso de sospecha, y para evitar que la enfermedad se propague, los médicos de familia aconsejan contactar primero telefónicamente con los servicios de atención sanitaria. Éstos son los responsables de evaluar la emergencia de cada caso y remitir los afectados a los hospitales habilitados en cada comunidad autónoma para tratar a los pacientes infectados.


La prevención evitará que la gripe se cuele en la oficina


Los gérmenes viven en el ambiente varias horas
Para evitar la propagación de los microbios conviene cubrirse la boca y la nariz cuando se estornuda o tose. Las autoridades sanitarias aconsejan lavarse las manos con frecuencia (con jabón y agua caliente, alcohol o gel desinfectante) y evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz. La propagación de gérmenes se produce con frecuencia cuando una persona roza una superficie contaminada y luego se frota los ojos, la nariz o la boca. No conviene olvidar que los gérmenes viven sobre las superficies (tiradores, mesas y ordenadores) durante dos o más horas. Los expertos recomiendan no acudir al trabajo cuando uno se encuentra mal o siente los primeros síntomas (fiebre y tos) de la enfermedad.

Un ataque directo a la población sana
El virólogo Luis Enjuanes, especialista del Centro Nacional de Biotecnología, explica el comportamiento atípico del virus. Mientras que las cepas epidémicas (otoño-invierno) de la gripe suelen atacar a los niños, los ancianos y los enfermos crónicos, ésta que llega de México infecta a los jóvenes (entre 20 y 30 años) sanos. Aún se desconoce la secuenciación de su genoma (actualmente en estudio), pero parece que la razón de este ataque directo a la población robusta se debe a las características de su sistema inmunológico, más fuerte y preparado. Esto, paradógicamente, provoca una reacción más agresiva de los microbios. Con una virulencia del 4 ó 5%, Enjuanes estima que habrá muchos infectados, aunque la tasa de mortalidad sea muy baja.

Infraestructuras críticas y recursos claves
Son esenciales para la seguridad del país y la estabilidad económica y social, así como para garantizar una adecuada asistencia sanitaria. Son infraestructuras críticas: agricultura y alimentación, bancos y finanzas, químicos, agua, sistema sanitario y salud pública, seguridad y defensa, energía, protección civil, información y tecnología, telecomunicaciones, servicio postal y transportes. Los recursos claves son las instalaciones del Gobierno, las autonomías y los ayuntamientos, las presas y los embalses, las instalaciones comerciales y las plantas nucleares.

En todos los casos la coordinación entre administraciones y con la sociedad civil es básica, porque se trata de ofrecer servicios a múltiples organizaciones.

Fuente: Cinco Días
29/04/09

 

Experto: El impacto de la fiebre porcina en la economía mundial, por Diego Gómez (30/04/2009)
Experto: Pandemias sin fronteras, por GEES (Grupo de Estudios Estratégicos) (29/04/2009)
Experto: Gripe porcina a mayor información, mejor prevención, por César Ortiz Anderson  (28/04/2009)
Experto:
¿Y si ésta es la pandemia?, por Juan Jose Badiola  (27/04/2009)

Noticias relacionadas:

* España afronta la crisis con un comité científico y de seguridad (30/04/2009)
*
Veinte bidones azules que pueden salvar millones de vidas en España (30/04/2009)

* El negocio de la gripe porcina (29/04/2009)

* El fantasma de la "gripe española" (29/04/2009)

* ¿Cuál debería ser el nivel de preocupación ante un brote de gripe porcina? (29/04/2009)

* Afectados, fallecidos, negligencias...Consulte las diez claves de la gripe porcina (28/04/2009)

*
¿Qué es la gripe porcina? (28/04/2009)
*
Una extraña gripe «impredecible y grave» amenaza al mundo (27/04/2009)

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad





Esta noticia ha sido vista por 2361 personas.