Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 28 de mayo de 2009

Seguridad con acento femenino

María Jesús Rodríguez, destinada en El Coto, preside la única asociación nacional que vela por las agentes

 

Dibujo: LneOcho de cada cien agentes que sirven en el Cuerpo Nacional de Policía visten uniforme femenino. En total, más de 4.800 mujeres patrullan cada día por las calles de ciudades y pueblos de toda España. Una cifra que no para de elevarse. Para cubrir las necesidades específicas que tienen estas funcionarias, María Jesús Rodríguez, actualmente destinada en la Comisaría gijonesa de El Coto, creó en el año 2000 la Asociación de Mujeres Policías. Una organización que pretende, como principio básico, establecer una igualdad efectiva entre sexos en el Cuerpo Nacional de Policía.

Un repaso a la historia deja ver que las mujeres se incorporaron como agentes en el año 1979 y que en 1984 la Policía Nacional tuvo la primera fémina en sus filas. Dieciséis años más tarde, María Jesús Rodríguez puso en marcha su iniciativa dentro del sindicato de la Unión Federal de la Policía (UFP). La Asociación de Mujeres Policías, que nació en Madrid y se extendió por todo el país, va poco a poco consiguiendo pequeños logros. ¿El más reciente? Que en todas las comisarías se haya tomado como referencia el plan «Concilia» que permite a las mujeres atender la vida familiar y la laboral. Su primer fruto son las guarderías que se preparan en los centros policiales de Madrid.

Entre los temas que más preocupan a los miembros de esta asociación que ahora se preside desde Gijón, está la situación que viven las compañeras embarazadas, a quienes se considera debe garantizarse un destino en actividades que no supongan un peligro para ellas ni sus hijos. También en esta lucha va consiguiendo superar metas.

A día de hoy prácticamente la totalidad de las embarazadas están ya fuera de los turnos rotatorios que se establecen en el cuerpo policial ya que se entiende que la protección del feto es fundamental. María Jesús Rodríguez lo tiene claro: «No pasa nada porque una compañera salga de los turnos; el embarazo es algo temporal y hay que evitar riesgos. Luego ya se incorporará con normalidad».

La Asociación de Mujeres Policías, pese al nombre, no es exclusiva para los miembros del Cuerpo Nacional de Policía. También hay cabida y margen para dar apoyo a las compañeras de la Guardia Civil, y quientes integran las plantillas de las policías locales y autonómicas. «Ahora se nos tiene en cuenta y se nos hace caso», señala Rodríguez, satisfecha tras los años de trabajo.

A pesar de que muchos de los «caballos de batalla» de un pasado no muy lejano ya están superados, la Asociación continúa con frentes abiertos. «Por fortuna», remarca María Jesús Rodríguez, «las funcionarias han conseguido y se han ganado el respeto del que gozan sus compañeros varones». «Ya no hay el paternalismo que había antes, cuando los jefes nos veían casi como sus hijas», señala. Y en eso, la renovación generacional de las plantillas jugó un papel muy importante a su favor. Pero quedan cuestiones por abordar, y no son poca cosa. Sólo un ejemplo: «Cada vez hay más funcionarias casadas con hombres que también trabajan en el Cuerpo por lo que la problemática es grande: ninguno de los dos tiene turnos normales, y algo hay que hacer», sostiene Rodríguez desde su destino en El Coto.

Fuente: Lne
25/05/09

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 951 personas.