Ver Suplemento Temático de Seguridad Portuaria...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 30 de septiembre de 2009

Los comercios de Marbella recurren a las cámaras y las cajas fuertes como blindaje

El incremento de los hurtos y el vandalismo obliga a los negocios a reforzar su seguridad. La Junta subvencionará por primera vez la instalación con ayudas de hasta el 50 por ciento

 

Objetivo número uno: seguridad. Con las ventas más mal que bien, sobre todo una vez que expira la temporada alta, el refuerzo de los comercios frente a los hurtos y el vandalismo se convierte en la primera acción de sus responsables en los próximos meses. Como la tendencia de estos actos delictivos es al alza en parte impulsada por la crisis, muchos de los comercios, los más pudientes, se están viendo obligados a instalar medidas de seguridad que se centran sobre todo en cámaras y cajas fuertes, aseguran fuentes del sector.

Foto: Diario Sur

Apymem, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella, cifra en un diez por ciento, «como mínimo», según su presidenta, África Pino, el incremento de los hurtos respecto al pasado año, un porcentaje que se acentuó en temporada alta. Los cálculos de Apymem indican que los delincuentes se llevan hasta el siete por ciento de la facturación anual de estos negocios, «una cifra catastrófica para los tiempos que vivimos». Pino asegura que los hurtos no están afectando sólo al comercio minorista, también a la gran superficie, especialmente a los supermercados. «Lógicamente los más perjudicados somos quienes tenemos negocios más pequeños porque la cuenta de resultados es también menor», enfatiza.
Alarmada por estos profesionales, a este blindaje contribuirá también la Junta de Andalucía a partir de 2010, consciente del alto coste que conlleva la instalación de los equipos de seguridad. El Gobierno autonómico financiará la adquisición y colocación de sistemas antirrobo con subvenciones de hasta el 50 por ciento de su coste, con un máximo de seis mil euros por establecimiento. El trasfondo de la iniciativa es la sangría diaria de hurtos que sufren los comerciantes.

Medidas
Apymem no calculó todavía el número de negocios que se beneficiarán en Marbella de esta iniciativa, «pero no cabe duda de que serán muchos conforme se vayan enterando», explica.

El plazo de solicitud de la subvención comienza el primer día del año próximo. Las ayudas están destinadas a mejorar la seguridad de los establecimientos con un amplio espectro de medidas. Los comerciantes podrán demandarlas para instalar cajas registradoras con cámara de grabación, sistemas de videovigilancia, barreras antihurto, puertas de seguridad o cajas propias de caudales.

En el casco antiguo, más que los robos, lo que preocupa son los actos de vandalismo. «Es algo cíclico», considera la presidenta de la Asociación de Comerciantes y Profesionales. Carola Herrero se refiere a la rotura de escaparates, papeleras o de las cerraduras de los propios negocios. Según su valoración, es en temporada alta, «cuando más gente hay», el momento en el que acontecen más casos. Herrero no tiene todavía claro si la instalación de estas medidas de seguridad contribuirá a aminorar el problema, pero está convencida de que por lo menos ahuyentará a los posibles delincuentes. «De todas formas, cualquier ayuda es buena», aclara la presidenta.

La versión de la concejala de Seguridad Ciudadana, María Francisca Caracuel, es bien distinta. Asegura que entre el 15 de junio y el 15 de septiembre sólo se produjeron dos roturas de escaparate en el casco antiguo, con detención incluida de quienes provocaron estos desperfectos. «Tengo que decir en este sentido que ha sido un verano muy satisfactorio y que en ningún caso hubo un repunte del vandalismo», puntualiza. La primera teniente de alcalde achaca este resultado a la «presencia permanente» de la Policía Local en la zona; lo que también provoca, según ella, un efecto disuasorio.

En lo que se refiere a los delitos y faltas, Caracuel se remite a los datos de la Subdelegación del Gobierno. «Hubo un descenso de entre el 14 y el 17 por ciento», cifra, no sin antes recordar que, «al no tratarse de una competencia exclusiva sino compartida con Policía Nacional», los datos son parciales.

Muchos comercios se han visto obligados a adelantarse a la subvención y ya han instalado estas medidas de seguridad. En este sentido, el presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada en Málaga, Federico Sánchez, cifra en torno al 12 por ciento la apuesta en los últimos meses de los negocios de Marbella por las alarmas, la videovigilancia y arcos detectores, entre otros: «De todos es conocido que los hurtos son difíciles de erradicar por mucho empeño que se ponga, pero no cabe duda de que todas estas medidas tienen un significativo carácter disuasorio».

Sánchez da fe de la inquietud que predomina en el sector del comercio en Marbella por la demanda de estos profesionales para velar por la seguridad. A la hora de evaluar estos hurtos, coincide con la presidenta de Apymem en destacar que no son cometidos por delincuentes profesionales, «sino por gente que ni siquiera roba por necesidad; simplemente por vicio o algo parecido».

Fuente: Diario Sur
28/09/09

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 1072 personas.