Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 24 de abril de 2006

Galicia tiembla con el segundo mayor seísmo de su historia, de 5 grados en la escala Richter

El terremoto registrado cerca de las costas de La Coruña no ha producido daños personales ni materiales, aunque sí suscitó preocupación entre numerosas personas que se despertaron debido al movimiento de la cama o de algunos muebles en sus domicilios, informaron hoy fuentes de Protección Civil en Galicia

 

El epicentro del seísmo, de magnitud 5 en la escala Richter, según datos del Instituto Geográfico Nacional, se registró a las 07.31 horas en una zona subterránea situada a 61 kilómetros de la costa gallega.

Gráfico: La Opinión A CoruñaSe trata de una "terremoto de intensidad media", indicó a EFE la sismóloga Carmen López, del citado Instituto Geográfico Nacional con sede en Madrid. Precisó que se trata del de "mayor magnitud" registrado en los últimos años en esa zona precisa, ya que según los datos de que dispone el citado centro el anterior no superó los 4,7 grados. López subrayó que se han registrado ya en las últimas horas "varias réplicas, hasta once en este momento," que sólo han alcanzado los 3,4 grados en la escala abierta de Richter y los demás de sólo 2 grados.

La sismóloga apuntó que si epicentro del seísmo se hubiera registrado en una zona habitada probablemente hubiera tenido "mayor repercusión", pero apuntó que al tratarse de un lugar situado bajo la corteza terrestre del mar, no se prevé que tenga consecuencias. Precisó que se trata de una "zona de baja sismicidad" en la que se reproducen periódicamente movimientos telúricos que no revisten gravedad para la población.

La localización del terremoto fue en la latitud 43.66 grados Norte, longitud 9.03 grados Oeste, magnitud 5 y zona epicentral NW A Coruña, según el citado Instituto.

Fuentes de Protección Civil precisaron que al haberse producido en una zona subterránea bajo el nivel del mar, el terremoto quedó "amortiguado" y por ello apenas ha tenido consecuencias dañinas para la población.

Foto: http://www.viajesatlantico.com/El seísmo registrado hoy se produce nueve años después de una serie de terremotos que sacudieron especialmente la provincia de Lugo y provocaron que miles de personas abandonaron sus casas en ropa de dormir por temor a que se les cayeran encima los muebles, el techo o las paredes. Entre la cadena de seísmos, destacó la registrada hace exactamente nueve años, el 22 de mayo de 1997, cuando una persona resultó muerta por ataque cardíaco y numerosas con crisis de histeria y pánico. En esa ocasión se contabilizaron cerca de veinte seísmos, el primero de los cuales alcanzó los 4,8 grados en la escala abierta de Ritcher, el de mayor magnitud registrado en el presente siglo en Galicia, según datos del Instituto Geográfico Nacional.

Esa serie de terremotos ocasionaron desperfectos, particularmente en la iglesia de Becerrá, en que las imágenes de la Virgen y de San Juan, patrón del pueblo, resultaron dañadas al caer del retablo del templo, uno de cuyos arcos se agrietó, al igual que las paredes. Los efectos de esos seísmos se notaron en Portugal, Asturias y León y en lugares más lejanos como Madrid o Andalucía.

Vecinos de la Costa da Morte salieron de sus casas a medio vestir
El movimiento provocado por el temblor y sus once réplicas menores se dejó sentir en las paredes y enseres de los hogares de una veintena de municipios coruñeses. Vecinos de la Costa da Morte salieron de sus casas a medio vestir.

Un malpicán observó una resaca inhabitual. Ferrol fue de los lugares donde más se sintió.

El terremoto se dejó sentir especialmente en urbes costeras como Ferrol , donde la centralita de la Policía Local se colapsó con las llamadas de ciudadanos preocupados por el estruendo percibido y el movimiento del mobiliario. También en la feria equina de Moeche los caballos presentados se mostraron especialmente nerviosos a primeras horas, según informa María Hermida. En Pontedeume se derrumbó un muro y los temores de personas que relacionaron el movimiento con explosiones o escapes de gas, caso de vecinos de Caldas , resultaron infundados.

La alarma fue mayor en el litoral de la Costa da Morte pues los vecinos se despertaron a causa del ruido y las vibraciones. En Malpica algunos vecinos abandonaron las casas precipitadamente sin acabar de vestirse ante el temor a nuevos temblores, y hubo algunos objetos rotos. en Baio y A Laracha también salieron personas a la calle. Ángel Palmou informa que el trabajador de la fábrica de hielo del arenal malpicán Manuel Doldán, vivió así el suceso: «Achegueime á fiestra e vin unha especie de remuíños como se houbese máis resaca da habitual, á altura de metade da praia». El patrón mayor, Genaro Amigo, comparó el seísmo con el registrado a finales de los años 60.

La Torre de Control Marítimo de A Coruña confirmó que el movimiento sísmico no provocó alarma alguna en el mar y no recibió llamadas relativas a él. La tranquilidad también reinaba en el centro de salvamento marítimo de Fisterra. En la refinería de Repsol en A Coruña confirmaron que apenas percibieron los movimientos y que la inspección rutinaria prevista para ayer se desarrolló con normalidad tanto en la terminal como en las canalizaciones, antorchas y otras estructuras de altura.

El terremoto fue ampliamente sentido en zonas de la montaña lucense, como en Becerreá , con larga experiencia en este tipo de fenómenos debido a la habitual actividad sísmica en el triángulo con Triacastela y Sarria . En la capital lucense el ruido y el traqueteo de muebles despertó a muchas personas, especialmente en zonas altas como Garabolos, aunque la Policía Local no recibió llamadas por tal motivo. EnVilalba también lo sintieron.

Sin embargo, en la provincia de Ourense el temblor parece haber pasado desapercibido, y no se registraron llamadas a bomberos o Policía Local. En Pontevedra capital fueron unas pocas las recibidas, al igual que en Santiago y en localidades como Ames y Negreira . Tampoco en O Salnés hubo reacciones teléfonicas a los centros oficiales, aunque Protección Civil sí recibió llamadas desde Ribadumia y Cambados . La Xunta ha constatado otras desde A Coruña, Sada, Zas, Brión, Touro, Rois, Porto do Son, Boiro, Bergondo, Noia, Ordes, Oleiros, Ares, Corcubión, Neda o Mugardos, interesándose por lo sucedido. El hecho de que la serie sísmica se hubiese interrumpido a mediodía de ayer, hace ser optimistas a los expertos sobre su atenuación.

El director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, señalaba su sorpresa porque «se ha sentido poco para la magnitud registrada y creemos que se ha atenuado muy pronto la energía por lo cual barajamos que a lo mejor se haya producido a una mayor profundidad de la fijada en un principio, alrededor de diez kilómetros».

Carreño espera obtener datos más precisos de la profundidad a que se produjo el terremoto cuando hoy se descarguen los datos de los acelerómetros instalados en Galicia, aparatos de medición distintos de los sismógrafos y que, al contrario de éstos, no ofrecen los datos en tiempo real. Podría ser que la profundidad real estuviera entre 15 y 20 kilómetros del lecho marino. En todo caso, el movimiento inesperado de esta falla ya ha despertado un gran interés científico, según atestiguaron desde el IGN. Los geólogos se han aplicado en estudiar los tsunamis del sudoeste de la península, en especial en las zonas de Cabo San Vicente y Golfo de Cádiz,y la mecánica del terremoto de 1753 en Lisboa, que también afectó a A Coruña.

Planes de actuación

Tras endurecer las normas de edificación en Lugo y Ourense, a raíz de los seísmos de 1995 y 1997, y redactar un plan de protección civil, la Xunta y la Universidade de Vigo trabajan en el proyecto Sismigal, un simulador de episodios sísmicos con medidas de intervención eficaces para abordarlos.
 

Un terremoto de intensidad media sacude las costas de La Coruña
El movimiento provocado por el temblor y sus once réplicas menores se dejó sentir en las paredes y enseres de los hogares de una veintena de municipios coruñeses.

«Se produjo como un estruendoso trueno, y se movió la cama y la mesa», apuntaba ayer un vecino de la población coruñesa de Camariñas. «Se notó como si pasase un enorme camión al lado de las casas», afirmaba en este caso un experto, el jefe del Observatorio Geofísico en Santiago de Compostela, Luis Mendoza. Alegorías traídas al uso para explicar lo que, según detalló el Instituto Geográfico Nacional (IGN), fue el segundo seísmo más importante en la historia de Galicia y el mayor registrado en este siglo XXI. El temblor, cuya zona epicentral se situó bajo la corteza terrestre del mar a 61 kilómetros al noroeste de la costa coruñesa, fue de magnitud 5 en la escala Richter y aunque se trató de un «seísmo de mediana intensidad», como indicaron fuentes del IGN, no hubo que lamentar ni daños materiales ni personales.

El terremoto se registró exactamente a las 7.31 horas de ayer, y conforme a los datos facilitados por los sismólogos del Instituto Geográfico Nacional, su localización exacta fue en la latitud 43.66 grados Norte, longitud 9.03 grados Oeste. Según los expertos, fue precisamente la característica de emerger en una zona subterránea la que amortiguó el impacto sobre la Comunidad gallega, porque de haberse producido 61 kilómetros más allá, en tierra y zona habitada, «hubiera tenido gran repercusión».

El efecto, sin embargo, se dejó sentir en un puñado de localidades coruñesas, tales como Cedeira, Boiro, Ferrol, La Coruña o Santiago de Compostela, si bien hubo otros puntos más alejados en la Comunidad, como Vigo, donde también se notaron pequeños movimientos de enseres en las viviendas. Los vecinos, alarmados en unos casos, sorprendidos en otros, colapsaron durante los minutos siguientes al temblor la central del servicio de Emergencias 112, pero según informaron fuentes de Protección Civil de Galicia no se produjo ningún daño material ni personal a causa del terremoto. Un dato que fue corroborado a media tarde por la Jefatura de Protección Civil de La Coruña tras haber «pasado revista» a una veintena de municipios del litoral.

Galicia, «zona de sismicidad baja»

Como es habitual en movimientos telúricos de esta índole, el seísmo de magnitud 5 se acompañó a lo largo del día de una serie de réplicas (once hasta el cierre de esta edición) de pequeña intensidad -alcanzaron entre 2 y 3,4 grados en al escala Richter-, de las que «la mayoría no fueron percibidas por la población, aunque sí registradas por los equipos», señaló Mendoza. El jefe del Observatorio Geofísico de Santiago, dependiente del IGN, también añadió que el mayor seísmo del que se tiene constancia en Galicia se produjo hace once años, en 1995, y entonces la magnitud fue de 5,3 en la escala Richter.

De acuerdo con el mapa de actividad sismológica que utiliza el IGN, Galicia está catalogada, dentro de España, como «zona de baja sismicidad» en la que periódicamente sí se reproducen movimientos telúricos que nunca han revestido gravedad para la población.

 

Nueve años después de los terremotos en el triángulo de Triacastela
El seísmo registrado hoy interviene nueve años después de una serie de terremotos que sacudieron especialmente la provincia de Lugo

Entonces provocaron que miles de personas abandonaron sus casas en ropa de dormir por temor a que se les cayeran encima los muebles, el techo o las paredes.

Entre la cadena de seísmos, destacó la registrada hace exactamente nueve años, el 22 de mayo de 1997, cuando una persona resultó muerta por ataque cardíaco y numerosas con crisis de histeria y pánico.

En esa ocasión se contabilizaron cerca de veinte seísmos, el primero de los cuales alcanzó los 4,8 grados en la escala abierta de Ritcher, el de mayor magnitud registrado en el presente siglo en Galicia, según datos del Instituto Geográfico Nacional.

Esa serie de terremotos ocasionaron desperfectos, particularmente en la iglesia de Becerrá, en que las imágenes de la Virgen y de San Juan, patrón del pueblo, resultaron dañadas al caer del retablo del templo, uno de cuyos arcos se agrietó, al igual que las paredes.

Los efectos de esos seísmos se notaron en Portugal, Asturias y León y en lugares más lejanos como Madrid o Andalucía.

Fuentes: ABC
La Voz de Galicia
Diario de León
23.04.06
24.04.06

Noticias relacionadas:

* San Francisco teme al 'Big One' en el centenario de su terremoto (19/04/2006)
* Las inundaciones y las sequías impulsaron los desastres en 2005 (01.02.06)
* El maremoto de Lisboa y Cádiz (04.11.05)
* Entender la compleja naturaleza de los terremotos (18.08.05)
* El mayor terremoto en 40 años y una cadena de maremotos causan miles de muertos en el sur de Asia (27.12.04)
* Seísmos tan destructivos como el de Lisboa en 1755 pueden sacudir la Península Ibérica cada mil años (22.09.04)
* Terremoto en Alhucemas (24.02.04)
* Un fuerte terremoto con epicentro en Argelia sacudió ayer las islas Baleares (22.05.03)
* Un terremoto de 3,8 grados sacude Ripoll y Campdevànol, en la provincia de Girona (27.02.03)
* Un fuerte terremoto deja al menos 158 muertos en el norte de China (25.02.03)
* Estimación de los daños producidos en España por terremotos. Simulación de Escenarios Sísmicos. SES 2002 (15.01.03)

Esta noticia ha sido vista por 5096 personas.