Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 20 de enero de 2010

Imputado por cohecho el jefe de seguridad de los juzgados coruñeses

El capitán de la Guardia Civil, implicado en un millonario fraude fiscal

 

Hay novedades en la enmarañada causa abierta desde 2004 en el Juzgado de Instrucción número 1 de Padrón contra el grupo empresarial Estación, acusado de cometer una estafa millonaria a Hacienda con compraventas fraudulentas de gasóleo así como un delito societario con una presunta contabilidad en dinero negro y falsas facturas. La Audiencia de A Coruña, a través de su sección de Santiago y a instancias de la Fiscalía, revocó la decisión de la juez que instruye el caso, Berta Vidal, de dejar fuera de toda culpa al capitán de la Guardia Civil José Teijeiro Arneiros, en la actualidad jefe de seguridad de las sedes judiciales en la provincia de A Coruña.

El mando del instituto armado figuraba, junto a un inspector de Hacienda en excedencia, entre la docena de personas imputadas desde hace un año por esta trama. Pero fue exculpado el pasado verano. Ahora Teijeiro deberá comparecer de nuevo ante la Justicia para responder de la acusación de soborno. La Sala Sexta de la Audiencia reprocha a la juez de Padrón que sobreseyese la imputación contra Teijeiro sin hacer la más mínima averiguación para comprobar unas acusaciones que aparecen reiteradas en el sumario, tanto en declaraciones orales como en pruebas escritas.

El capitán de la Guardia Civil fue involucrado en esta trama por Serafín Montenegro González, el detonante del caso y uno de los tres socios del grupo conformado por las empresas Transportes y Grúas Estación, Talleres y Grúas Estación así como Servicios Estación. También imputado en la causa judicial que él mismo originó con una extensa denuncia, Montenegro sostiene que Teijeiro trabajaba y cobraba desde hace 15 años del grupo empresarial ahora bajo sospecha, realizando tareas de gerente; manejaba dinero negro; manipulaba tacógrafos de sus camiones e incluso les facilitaba información para eludir controles de Tráfico cuando carecían de permisos de transportes en regla. El mando de la Guardia Civil también es acusado de "realizar funciones de traslado de dinero o escolta para la empresa" de Padrón. Un empleado de Grúas Estación corroboró en su declaración como testigo ante la juez estas denuncias. Según el informe pericial que figura en el sumario, el grupo de empresas emitía facturas falsas para camuflar compras inexistentes de combustible y manipular así los balances de la compañía.

"La implicación de Teijeiro en la sociedad tiene aparente refrendo objetivo", advierte la Audiencia, dado que aparece citado en "dos apuntes manuscritos" del libro de la supuesta contabilidad b entregado en el juzgado como prueba del dinero en negro que manejaba un grupo empresarial con una facturación anual superior a 24 millones de euros. En esos apuntes, se alude al capitán de la Guardia Civil "en relación con el pago de nóminas por cifras millonarias", subraya la Sección Sexta del tribunal provincial. Los magistrados critican que Teijeiro "incomprensiblemente no fue interrogado sobre estos documentos incriminatorios, ni le fueron exhibidos, ni tampoco se le dedica el más mínimo análisis" en las resoluciones de la juez instructora del caso.

En lo que sí se exculpa totalmente al mando del instituto armado, según el auto de la Audiencia, es de tener algo que ver con el borrado informático de datos de la empresa. "No hay indicio alguno" que implique a Teijeiro en una actuación por la que sí está imputado el ex administrador de la Agencia Tributaria en Ribeira Benigno Santos García, otro de los funcionarios públicos incluidos en el sumario.

Berta Vidal ya remitió al juez decano todas las declaraciones y pruebas del sumario que involucran al capitán Teijeiro con el fin de que se abran diligencias judiciales por un presunto delito de cohecho. El guardia civil, en su declaración ante la juez en noviembre de 2008, niega haber tenido "ningún cargo o actividad remunerada alguna" en las empresas Estación, propiedad a partes iguales, de los hermanos Serafín y Manuel Montenegro así como de Carlos Mosquera Fragua. No obstante, Teijeiro admite que por su "relación de amistad" con Serafín, iniciada en 1994 al ser destinado a Padrón, sí verificó "en alguna ocasión puntual" tacógrafos de camiones del grupo y, "por razones de seguridad" acompañó algunas veces a su entonces amigo "al banco para retirar dinero". "Es posible que en alguna de esas ocasiones fuera en el vehículo oficial por encontrarme de servicio y considerar que es mi obligación para evitar un posible atraco", se defendió el capitán.



Hacienda, implicada y perjudicada


Hacienda es la gran perjudicada del presunto fraude millonario que investiga desde hace ya cinco años y medio el Juzgado de Padrón. Pero también aparece como implicada al estar imputados inspectores ahora en excedencia en la causa contra el grupo Estación, intervenido judicialmente desde hace un año. Todo partió de Serafín Montenegro, que sigue siendo accionista de un tercio de las sociedades bajo sospecha. Forzado en 2002 a dimitir como administrador por sus dos socios -éstos dirigen desde entonces el grupo-, decidió primero denunciar en Hacienda el presunto fraude. Al ver que no se investigaba el caso, Montenegro, que ha sido citado a declarar de nuevo ante la juez el próximo jueves, acudió en 2004 a los tribunales.

El fraude podría ascender a varios millones de euros, según un primer informe pericial encargado por la juez. En los tribunales, el caso también permaneció bloqueado varios años, hasta que llegó a finales de 2007 un nuevo fiscal. El representante del ministerio público, al reclamar hace un año nuevas diligencias, se indignó de la "anómala reacción de la Agencia Tributaria" ante la denuncia de fraude y reclama un informe por considerar que se podría "encontrar un delito de encubrimiento o bien de complicidad dentro de la propia" Hacienda.

El ex administrador de la agencia en Ribeira Benigno Santos está imputado en la causa por haber sido acusado, tanto por Montenegro como por el informático de la empresa, de participar en el borrado de información contable. Santos "fue fichado" por el capitán Teijeiro para trabajar como gerente de las empresas Estación, según Montenegro. Y tenía acceso al "libro de la contabilidad b" del grupo. Pero también está en entredicho otro inspector de Hacienda ahora en excedencia, Jaime Cabeza Gras. "Fue quien recibió" la primera denuncia de Montenegro en 2002 "y de la que nulo resultado se obtuvo", critica el fiscal al exigir "esclarecimiento" de la actuación de la Agencia Tributaria.



Fuente: El País
16/01/10

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 2436 personas.