Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 8 de marzo de 2010

Clientes «cazadores» de ladrones

Empleados y compradores de una tienda de electrodomésticos evitan un robo en Alcalá. Cercaron e inmovilizaron a los delincuentes que se defendieron con un extintor

 

El golpe parecía bastante sencillo. Cuatro personas. Tres entran en la tienda de electrodomésticos y como quien no quiere la cosa, arramplan con los ordenadores que puedan cargar. En pocos segundos, se acercan a la salida de emergencias, y allí, el cuarto espera en un Tuareg listo para huir por la A-2 sin problemas. Dos compinches consiguieron huir del lugar tras intentar rescatar a sus compañeros.

Claro que con lo que no contaba este cuarteto era con la desinteresada colaboración de empleados y clientes para evitar que el plan maestro llegase a buen puerto. Laura, una de las trabajadoras de la tienda Worten de Alcalá de Henares, contaba la historia todavía estupefacta. «De pronto he visto a tres tipos cargados con una pila de ordenadores cada uno. ¡Con etiqueta y todo! Han intentado salir por la puerta de emergencia. Entonces, es cuando una compañera y yo nos hemos puesto en medio para que no pudiesen salir».

Esta joven dependienta optó por dar la voz de alarma ante una situación que no entendía y entre sorprendida y asustada. Los tres ladrones, ante el plante de las trabajadoras, intentan huir por otra puerta de emergencia también sin éxito y deciden tirar el botín y salvar el pescuezo. Es entonces cuando la unión y coordinación instintiva de dependientes y clientes termina de chafar el plan.

Uno de ellos consigue huir y avisa al conductor del Tuareg de que la cosa se ha complicado. Se sube al vehículo y se acercan a la puerta principal para rescatar a los compinches. Claro, que en instante, la pareja desconoce la encerrona en la que se han visto envueltos sus compañeros. Porque los otros dos ya sólo abandonarán la tienda esposados.

Los clientes y los empleados, como si de vigilantes profesionales se tratase, cubren las salidas del establecimiento. Aunque los «cholos» se separan dentro del comercio, los que habían aprovechado la tarde del sábado para comprar se convierten en cazadores de ladrones y se echan encima de los jóvenes delincuentes. No fue una tarea fácil. «Se revolvían tanto, que perdieron hasta los zapatos», recordaba Laura.

Tampoco los compinches se dieron por vencidos. Uno se bajó del coche y sacó del Tuareg un extintor para crear confusión y salvar a sus amigos. Lo puso en marcha y lo lanzó contra la muchedumbre. El aparato dio de pleno en el costado de un cliente de unos cincuenta años.

Contusiones y ansiedad

No fue el único herido de este intento de robo frustrado. Una dependienta acabó también con una contusión costal. Además, otros cuatro dependientes tuvieron que se atendidos por una unidad del Summa por irritación leve en ojos y garganta tras respirar el bicarbonato sódico que contenía el extintor. Tres de ellos y la dependienta herida fueron trasladados al hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, según informó Emergencias 112.

La escena afectó tanto a una joven embarazada que también necesitó asistencia médica al sufrir un ataque de ansiedad. Hay que tener en cuenta la hora del intento de robo, las cinco y media de la tarde de ayer sábado en plena «hora punta» de compras. La tienda Worten está justo a la salida del centro comercial La Dehesa de Alcalá. Horas después, el vigilante de seguridad y el encargado visionaban las imágenes de lo sucedido. Todo eran palabras de agradecimiento para los clientes que se comportaron como héroes.

«Todavía, uno de ellos en el suelo se quejaba de que les estábamos machacando. Y eso, que amenazó al vigilante con aplastarle la cabeza», explicaba Laura, mientras seguía atendiendo a clientes de la tienda. «Eran muy violentos y no se rindieron en ningún momento». El avisó del intento de robo llegó a la comisaría de Alcalá de Henares a las 17:45 de la tarde. Según la Jefatura Superior al lugar acudió una patrulla de Seguridad Ciudadana. La Policía se hizo cargo de los delincuentes con aspecto de veinteañeros, segun los testigos. Fueron detenidos. Se trata de Daniel E.R. y Abdellatif A., ambos con antecedentes policiales a sus espaldas. De los otros dos individuos que se dieron a la fuga, al cierre de esta edición, no se sabía nada de su paradero.

Secuencia del intento de huida


POR LA ENTRADA PRINCIPAL. Uno de los delincuentes, tras ser descubierto, intenta huir del establecimiento. Los empleados le cortan el paso


ENCERRONA. Al verse rodeado, intenta salir del comercio por otra salida, pero un cliente le intercepta y se le echa encima para evitar la huida


TODOS A POR ÉL. Entre varios clientes y empleados consiguen echarse encima del ladrón. Otros trabajadores cercan las salidas


SE REVUELVE. El ladrón intenta con todas sus fuerzas zafarse de sus «captores» sin éxito


RETENIDO Son necesarios varios clientes para evitar que se escape el joven delincuente



Fuente: La Razón
06/03/10

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 1331 personas.