Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 17 de marzo de 2010

La preparación física ante un incendio

Este trabajo ha hecho que en cada una de las 10 BRIF del país se contrate a un licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte al demostrarse que contribuye a reducir la siniestrabilidad laboral

 

En las últimas décadas la problemática de los incendios forestales se ha ido incrementando sustancialmente, provocando graves impactos en todo tipo de recursos y ecosistemas y en la salud y seguridad humana. Para contrarrestar estas consecuencias, las administraciones públicas están multiplicando sus inversiones para dotar a la lucha contra los incendios forestales de una mayor infraestructura. Sin embargo, siguen siendo insuficientes las inversiones dirigidas a analizar aquellos factores que condicionan el rendimiento y la seguridad del Peeif (Personal de Extinción de Incendios Forestales), que se caracteriza por una gran temporalidad (gran renovación de personal año tras año) y heterogeneidad (edad, formación, experiencia y condición física) y que se ve expuesto durante el desempeño de su trabajo a situaciones laborales arriesgadas y peligrosas.


Jorge López con los directores de la investigación, Jose Gerardo Villa y José A. Rodríguez.
ULE

En este contexto, tanto la empresa Tragsa como la mutua Fraternidad-Muprespa, como exponente de su dinamismo y evolución constante en el ámbito de la prevención, promueven la investigación de los riesgos característicos del trabajo y que pueden afectar a la salud de sus trabajadores, para establecer programas preventivos que mejoren sus condiciones de trabajo y los niveles de seguridad. Ello queda ratificado en el proyecto de I+D+i Creif, uno de cuyos frutos es la tesis doctoral aquí resumida y cuyos objetivos generales y específicos se contextualizan en un marco de prevención y protección del impacto que el trabajo de extinción de los incendios forestales tiene sobre el personal que lo lleva a cabo. El objetivo general ha sido analizar algunos de los factores condicionantes del rendimiento físico del PEEIF vinculados a su condición física y relacionados con la relevancia de conocer la intensidad de esfuerzo que realizan en la extinción real de los incendios, la influencia en la capacidad de trabajo físico que implica tener que portar el Equipo de Protección Individual (EPI) y la mochila extintora, la trascendencia de una preparación física reglada y monitorizada en relación con la salud y la importancia de adecuar las diferentes pruebas de selección.

Metodología.

Metodológicamente se han estudiado 1.600 Peiif, que integran tanto las Brif (Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales) pertenecientes al Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino (Mmarm) y gestionadas por Tragsa, las Cuadrillas de Acción Rápida (CAR) de la comunidad de Castilla y León y los Retenes contra incendios de la Comunidad de Castilla-La Mancha. Se han realizado pruebas de esfuerzo en el laboratorio del Grupo de Investigación VALFIS para cuantificar el consumo máximo de oxígeno y los umbrales de resistencia a la fatiga y de trabajo, así como para analizar la influencia de la pendiente (hasta un 25%) y del EPI en el esfuerzo a realizar. Se ha analizado el esfuerzo que realizan diariamente tanto en las bases como en su actuación en los incendios forestales a través de la monitorización continua de la frecuencia cardiaca, la estimación del gasto calórico, tomas de ácido láctico, cálculo de la carga cardiovascular y dureza del esfuerzo. Se ha desarrollado un programa obligatorio de preparación física supervisado diariamente en cada base por un Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y se ha validado un test de campo (mediante analizadores de gases portátiles, frecuencia cardiaca y ácido láctico) que parece ser el más idóneo para ser utilizado en la selección de éste personal.



Fuente:Diario de León
12/03/10

 

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1369 personas.